El Presidente, con reposo

El jefe de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, señaló ayer que la “mala sangre” al Presidente “se la hacen algunos ministros que se equivocan en el porcentaje de aumentos”, en referencia a la internación a la que debió ser sometido en la noche del viernes Mauricio Macri por una arritmia cardíaca.
Consultado, en una entrevista por radio Continental, acerca de si estaba haciendo referencia al ministro de Energía, Juan José Aranguren, señaló: “El y muchos otros que tienen expresiones que no son las mejores y que desde el punto de vista humano son bastante inaceptables”.
Moyano, quien anticipó que abandonará a fin de mes -cuando venza su mandato- su cargo al frente de la CGT Azopardo, sostuvo que el problema de salud que tuvo Macri lo padecen “los hombres que tienen esa presión permanente de cosas para resolver y remarcó que “loa mala sangre se la hacen algunos ministros que tiene alrededor de él, que se equivocan en los porcentajes de imponer aumentos”
Además cuestionó que “Aranguren y muchos otros tienen expresiones que no son las mejores” porque “nos dicen que es una fantasía vivir mejor”, y agregó que “estos dirigentes muchas veces no saben lo que es que te falte un plato de comida” porque “a ellos no le ha faltado nunca. Por eso no se dan cuenta”.
Tras las críticas Moyano confesó que vivió “con preocupación” la situación de la internación del presidente Macri.

Conducción.
Por otra parte, el jefe de la CGT Azopardo afirmó ayer que deja la conducción de la central para que asuma una dirigencia “más joven”, pero aclaró que va a seguir ligado al mundo del gremialismo porque, remarcó, “del sindicalismo no te vas nunca”.
Tras haber participado el viernes del Comité Central Confederal, donde ratificó que se va de la CGT y se despidió de dirigentes gremiales, Moyano se elogió al expresar que “no es fácil cambiar un líder, es fácil cambiar un secretario general”.
El dirigente también advirtió que en la conducción del gremio de Camioneros “seguramente” van “a poner algún joven”, pero remarcó: “Si los muchachos me piden que me quede, no me puedo negar”.

Macri.
El presidente evoluciona “bien”, tras el electrocardiograma que se le practicó ayer en la residencia de Olivos, según informó el jefe de la Unidad Médica Presidencial, el cardiólogo Simón Salzberg.
Según se informó a través de un comunicado de prensa, Macri continuó ayer con reuniones de gestión que estaban previstas en la Residencia de Olivos y pasará el fin de semana en la Quinta “Los Abrojos”, para retornar mañana a la actividad con su agenda programada.
En diálogo con la prensa, Salzberg reiteró que es la primera vez que el jefe de Estado padece un episodio de estas características, que definió como “muy frecuente” en la población.
Salzberg adelantó que le practicarán “controles” preventivos durante las próximas semanas y que también estará medicado por ese tiempo.
“Si en 20 o 30 días continúa así, lo dejaremos”, dijo en cuanto a los controles y la medicación, a la vez que especificó que Macri tuvo un episodio de “fibrilación auricular solitaria”, es decir “en condiciones normales del corazón”.
Por la mañana, en declaraciones radiales, el cardiólogo había adelantado que si bien se le recomendaba reposo el fin de semana, mañana el Presidente podrá “retomar sus actividades normalmente”. (Télam y DyN)