Inicio El Pais El presidente de la corte bonaerense reiteró que hay "causas armadas"

El presidente de la corte bonaerense reiteró que hay «causas armadas»

ESCANDALO JUDICIAL

En medio del escándalo judicial denunciado por el presidente de la Suprema Corte bonaerense, Eduardo Néstor de Lazzari amplió las acusaciones formuladas la semana pasada en las Jornadas de la Red de Jueces Penales de la provincia y le respondió a la gobernadora María Eugenia Vidal. De Lazzari puntualizó las investigaciones en curso a las que había hecho referencia al denunciar «el armado de causas judiciales, los abusos de arrepentidos y testigos de identidad reservada y las condenas mediáticas».
Según puntualizó a través de un comunicado, el presidente de la Suprema Corte con su denuncia se refería al «caso del Fiscal de Mercedes imputado de brindar ilegalmente información a un procesado». Aunque no dio nombres, quedó claro que se refiere a Juan Bidone, procesado por el juez Alejo Ramos Padilla por «asociación ilícita y abuso de autoridad», en el marco de la investigación de la red de espionaje ilegal. «Lo que ha motivado su suspensión por la Suprema Corte y su juzgamiento en sede penal», agregó De Lazzari.
El magistrado aclaró que también aludió a «la existencia de denuncias efectuadas por un magistrado del Departamento Judicial de Lomas de Zamora, las que inmediatamente de recibidas por el Presidente fueron puestas en conocimiento del destinatario natural de las mismas, que es el Ministerio Público» y «al caso de un Agente Fiscal al que se le atribuye el armado de una causa, con testigos falsos y la colaboración de abogados, cuyo juzgamiento por el Tribunal de Enjuiciamiento de Magistrados tiene fecha de debate oral para el próximo 26 de agosto».

Cruce.
De esta manera, De Lazzari redobló la apuesta luego de que hiciera públicas sus acusaciones durante las Jornadas de la Red de Jueces Penales. «Estoy hablando de causas armadas artificialmente, estoy hablando de abuso de testigos de identidad reservada, de arrepentidos, de factores de presión que inducen, fomentados y fogoneados por ciertos medios de prensa, a dictar condenas mediáticas, y que llevan a un panorama sinceramente deplorable, en donde influyentes de todo tipo, espías, traficantes de escuchas telefónicas, con ciertas complicidades de algunos magistrados y miembros del Ministerio Público, terminan por generar un panorama que es absolutamente preocupante», había dicho el magistrado, quien también hizo extensivas estas prácticas ilegales al interior de la provincia de Buenos Aires.
Rápidamente, la gobernadora Vidal salió al cruce de sus declaraciones. «Si sabe que hay causas armadas tiene que denunciar», lo desafió la funcionaria, quien subrayó que el magistrado «no puede ser comentarista de la realidad». Sin embargo, el ex procurador general bonaerense y ministro de la Corte desde 1997, fue por más y le contestó con un comunicado. «No particularizó los casos registrados en sede provincial por la reserva que impone el estado de las respectivas actuaciones», señaló Presidencia acerca de la denuncia de De Lazzari, quien sin embargo dio algunas pistas para certificar que se trata de causas ya iniciadas. (Pagina12.com)