Inicio El Pais El presidente envió al Congreso el proyecto de legalización del aborto

El presidente envió al Congreso el proyecto de legalización del aborto

El proyecto de ley de Regulación del Acceso a la interrupción voluntaria del embarazo y a la atención postaborto y la Ley Nacional de Atención y Cuidado Integral de la salud durante el embarazo y la primera infancia, conocida como Plan de los 1.000 días, ingresaron el martes a la Cámara de Diputados, inmediatamente después del anuncio del presidente Alberto Fernández de su envío al Congreso.
El presidente Alberto Fernández afirmó, al anunciar el envío al Congreso de ambos proyectos, que «es responsabilidad del Estado cuidar la vida y la salud de quienes deciden interrumpir su embarazo durante los primeros momentos de su desarrollo».
Ambos proyectos, que buscan garantizar el cuidado integral de las personas gestantes durante el embarazo y legalizar el aborto para aquellas que quieran no continuar con el mismo, habían sido un compromiso de gestión, que formaron parte de su primer discurso ante el Congreso Nacional en marzo pasado, antes que llegara la pandemia de coronavirus.
«He enviado al Congreso de la Nación para su tratamiento, dos proyectos de ley para que todas las mujeres accedan al derecho a la salud integral. El primero de ellos legaliza la interrupción voluntaria del embarazo y garantiza que el sistema de salud permita su realización en condiciones sanitarias que aseguren su salud y su vida. El segundo, instituye el Programa de los Mil Días, con el objeto de fortalecer la atención integral de la salud de la mujer durante el embarazo y de sus hijos e hijas en los primeros años de vida», explicó el presidente durante el anuncio.
Así, a partir de ahora la Cámara de Diputados se prepara para debatir la legalización del aborto, un proyecto que desembarca por novena vez en el Congreso Nacional, esta vez impulsada por el Gobierno y luego de años de idas y vueltas legislativas que no lograron modificar el encuadre legal de la interrupción del embarazo, establecido en 1921 en el Código Penal.
El último proyecto, aprobado en el 2018 por la Cámara de Diputados pero rechazado por el Senado, fue promovido por la Campaña por el Aborto Seguro, Legal y Gratuito, un espacio federal compuesto por numerosas organizaciones, que tuvo su puntapié inicial en el país en el 2003 en el Encuentro Nacional de Mujeres (ENM).
La iniciativa del Poder Ejecutivo llegó pasadas las 18 al Congreso junto a otra propuesta, el Plan de los 1.000 días, que apunta a acompañar, proteger y apoyar integralmente a las embarazadas, puérperas y niños y niñas de hasta 2 años y está basado en un esquema que rige en San Juan desde 2016.
Con este envío, el Gobierno materializa lo anunciado por el presidente Alberto Fernández en la campaña electoral del año pasado y en su discurso del 1 de marzo último, ante la Asamblea Legislativa.
La decisión ya había sido anticipada la semana pasada por la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra, cuando confirmó que el Poder Ejecutivo giraría los proyectos este mes para que fueran tratados en sesiones extraordinarias.

Festejos.
Organizaciones feministas y referentes de la lucha por la despenalización del aborto en las provincias destacaron el envío a la Cámara de Diputados de ambos proyectos.
La ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual bonaerense, Estela Díaz aseguró que el proyecto de legalización del aborto «amplía derechos y mejora la democracia».
«Con gran emoción junto al equipo del ministerio escuchamos el anuncio del Presidente sobre la presentación del proyecto de legalización del aborto», sostuvo en su red de Twitter.
Además consignó que «Un gobierno popular amplía derechos y eso mejora nuestra democracia. #SeraLey».
En tanto, el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, celebró el anuncio del Presidente Alberto Fernández del envío al Congreso del proyecto de la Interrupción Voluntaria del Embarazo y deseó que «esperemos que se pueda convertir en ley».
En el norte del país, Malvina Gareca, de Mujeres de la Matria Latinoamericana (Mumalá) Salta, aseguró que la decisión del presidente Alberto Fernández de enviar el proyecto de ley de Legalización del Aborto es «un avance».
«Lo tomamos como algo positivo, pero sí entendemos que hay que apurar el tratamiento del proyecto porque ya vamos a terminar el año legislativo y es importante que el debate se dé ahora» en el Congreso.
Desde Rosario, la referente local de la Coordinadora de la Campaña por la Emergencia en Violencia contra las Mujeres, Nazarena Galantini, expresó: «Desde el movimiento de mujeres y feminista nos llena de alegría y expectativa el anuncio del presidente Alberto Fernández de enviar el proyecto de Interrupción Legal del Embarazo al Congreso de la Nación».
Por su parte, Belen Bobba, integrante de Mumalá en Mendoza destacó que «claramente es una conquista del feminismo que esto pase» y añadió que están a «la expectativa ahora de cuando se tratará en el Congreso, más allá de que el presidente ya envió el proyecto». (Télam)