“El vaciamiento es algo sistemático”

TRABAJADORES DE FABRICACIONES MILITARES TEMEN LA PRIVATIZACION DE LA EMPRESA

La hipótesis de los trabajadores de la planta de Fabricaciones Militares (FFMM) de la localidad cordobesa de Río Tercero es que el Gobierno “va a privatizar” esa empresa. Así lo denunciaron y dieron sus razones: los 59 despidos de la semana pasada en esa planta son parte de los 550 que la gestión de Cambiemos concretó por goteo en poco más de un año. “Están haciendo un trabajo de hormiga, con despidos constantes y reventando pueblos enteros”, advirtió el delegado gremial Emiliano Campos.
“Uno de los interventores de FFMM nos dijo que el plan es que FFMM sea una empresa autosustentable en 2020 y que dependa cada vez menos del Ministerio de Defensa. Y no hay posibilidad de que sea autosustentable siendo una sociedad del Estado”, explicó el delegado y trabajador de esa planta, durante una entrevista por Radio 10.
Una de las razones por las que Campos considera que la intención del Gobierno no es que la empresa tenga mayores ingresos que gastos es porque actualmente se la administra “a pérdida”. Como ejemplo dijo que hay productos que, por el tipo de insumos, se vendían a precio dólar y que ahora se los comercializa a valores devaluados con los que no se recuperan los gastos.
“En Río Tercero tenemos producción de ácido nítrico y el 95% se lo vendemos a las fábricas petroquímicas para hacer colchones y espumas. Se vendía a precio dólar, pero después de la corrida, esta gente (por los interventores) lo está vendiendo a pesos. Hay pérdida. De qué sustentabilidad hablan. Es una locura lo que están haciendo”, denunció.

Despidos.
La semana pasada, el gobierno de Mauricio Macri, a través de la gestión de Defensa en manos del cordobés Oscar Aguad, despidió a 59 trabajadores de FFMM Río Turbio. En 2016 ya había echado a 29, con lo cual los empleados que quedan allí son 370.
Esa misma semana, la sangría llegó también a la planta de FFMM de Villa María, donde 42 trabajadores fueron notificados de que quedaban sin sus puestos. Allí, hace un año y medio había pasado lo mismo con otros 54. A todos estos se le suman los 140 administrativos despedidos en 2017 de la sede central, en la ciudad de Buenos Aires, y otros 220 operarios de Fanazul, en Azul. En total, 544 puestos de trabajos menos y sin sumar los retiros voluntarios.
Para Campos, es evidente que “el vaciamiento es sistemático” y la intervención “está haciendo un trabajo de hormiga, con despidos constantes”. “El condicionamiento económico es muy grande. FFMM es una de las fuentes de trabajo más importantes de la ciudad”, lamentó el delegado gremial, para quienes los representantes del gobierno de Cambiemos “ha venido a robarnos los sueños y los proyectos”.

Crisis en el Astillero.
En una misma sintonía, los trabajadores del Astillero Río Santiago, ubicada en Ensenada (Buenos Aires) anunciaron que hoy se movilizarán a La Plata en defensa de sus puestos de trabajo y en respuesta a “cualquier ataque que pretenda hacer el Gobierno”, frente al temor de una posible “privatización” y “vaciamiento” de la empresa naviera estatal. La concentración fue convocada a las 7.30 en los portones del astillero ubicada en el partido de Ensenada, y después marcharán a distintos organismos gubernamentales de La Plata.
“Dejaremos bien en claro que a las conquistas históricas no hay que tocarlas y que el astillero se va a defender hasta las últimas consecuencias ante cualquier ataque que pretenda hacer el Gobierno”, aseguró el secretario General de ATE Ensenada, Francisco Banegas.
La convocatoria surgió como respuesta a un informe periodístico, en donde se advirtió sobre supuestas falencias en el funcionamiento del astillero, como irregularidades en la contratación de personal, baja productividad y corrupción sindical. (Página12-NA)