El Gobierno le respondió a la UIA

La ministra de Industria, Débora Giorgi, y el secretario de Política Económica, Emmanuel Alvarez Agis, defendieron la política de subsidios tras las declaraciones del titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), Héctor Méndez, quien recomendó hacer un “ajuste” en la economía.
El titular de la entidad fabril, en una entrevista, también sugirió “revisar costos”, aunque aclaró que no se refería a los subsidios en particular.
No obstante, el Gobierno salió al contraataque y en declaraciones radiales defendió su postura política junto con la vigencia de las subvenciones.
Giorgi salió a replicarle al presidente de la entidad fabril y consideró que no es “lógico” el razonamiento debido a que los subsidios son “factores que hacen a la competitividad de la industria”.

Agis.
Por su parte, el integrante del equipo de Economía liderado por Axel Kicillof cuestionó: “El titular de la UIA debería preguntarse quién va a comprar los productos de la industria, autos, alimentos, ropa, si el Gobierno hace el ajuste que muchos reclaman”.
“Sobreentiendo que cuando el titular de la UIA habla de quitar subsidios, habla de quitar subsidios a los consumidores, no a los industriales que pagan el gas más barato, la energía más barata, el combustibles más barato, y eso ha sido un factor de competitividad durante estos diez años”, ironizó Agis.
Además, Giorgi argumentó: “El monto de subsidios que llega a las familias argentinas para pagar sus distintas cuentas de servicios públicos o abaratar el costo del transporte indirectamente, o más bien directamente, está beneficiando a los industriales porque sino la gente reclamaría más salario”.
En ese sentido, Agis sostuvo: “La posición del Gobierno frente a las políticas de ajuste está bien clara porque sinceramente no entiendo a quién benefician”.

Gestamp.
La ministra de Industria, Débora Giorgi, aseguró ayer que la conciliación obligatoria dictada por el ministerio de Trabajo bonaerense en el conflicto de la planta autopartista Gestamp debió haberse resuelto hace 55 días para no tener “cinco terminales paradas poniendo en una situación no merecida a 80.000 familias de la cadena automotriz”.

Conflicto.
Giorgi evaluó que la situación en el conflicto en Gestamp es “realmente inestable” porque “el dictado de la conciliación obligatoria” por parte del gobierno bonaerense “implica un período de diálogo por 15 días hábiles y la reincorporación de estos trabajadores claramente pone en un estado de indefensión al resto de los trabajadores que fueron violentados, amenazados”.
“Este grupo de personas no tienen en claro que los derechos de uno terminan cuando empiezan los de los demás”, agregó. De este modo, Giorgi ratificó lo señalado el sábado a Télam cuando afirmó que la conciliación obligatoria dictada por la provincia de Buenos Aires es una “solución facilista que no tiene en cuenta lo que puede ocurrir el día después”, cuando “los trabajadores que defienden sus propios intereses vuelvan a trabajar con aquellos a los que pusieron en riesgo”.
“Si vas a dictar la conciliación obligatoria dictámela hace 55 días”, dijo ayer la ministra al programa radial “El fin de la metáfora”.

Smata.
El Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata) se declaró en “estado de alerta y movilización” y convocó a un plenario para hoy. El gremio liderado por Ricardo Pignanelli llamó a un plenario de comisiones internas y delegados, en medio del conflicto de la empresa Gestamp.
Smata decidió realizar esa convocatoria para analizar el conflicto de la autopartista que aún perdura. (Télam y NA)