El Gobierno no aceptaría el pedido del campo

El gobierno nacional no convocaría al agro para una nueva audiencia, tal como lo reclamaron los dirigentes del campo, mantiene su postura de no revisar las retenciones y no descarta que próximamente haya nuevos anuncios para el sector agropecuario. Así lo señaló ayer por la noche a DyN una fuente oficial que se excusó de revelar si es intención de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner conceder una audiencia a la dirigencia rural porque, dijo, “es una decisión de la jefa del Estado y después se verá”. No obstante, según trascendió, el Ejecutivo no sólo no convocaría al campo sino que podría anunciar en los próximos días nuevas medidas que importan al sector.
Antes de viajar a Perú, Fernández de Kirchner se reunió en la residencia presidencial de Olivos con su esposo, Néstor Kirchner, y con el Jefe de Gabinete, Alberto Fernández. Sin embargo, otros voceros admitieron que en el camino del diálogo al que convocó el miércoles la primer mandataria, se podría analizar un posible encuentro con la Mesa de Enlace del campo, pero
reconocieron que la traba para que esto se realice es la insistencia de los ruralistas en pedir cambios en el sistema de retenciones.
Luego de analizar lo dicho por los cuatros dirigentes del agro, el gobierno “mantiene su postura” y “no se descarta” que en los próximos días se puedan hacer anuncios para el sector y que “sean los productores los que decidan si les son o no beneficiosas”, explicó la fuente oficial a esta agencia.

Diálogo.
Ayer por la mañana, antes de la conferencia de Mario Llambías, Luciano Miguens, Fernando Gioino y Eduardo Buzzi, el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, aseguró que el Ejecutivo “siempre” ha expresado “la vocación de dialogar y resolver en el diálogo” el conflicto. El funcionario ratificó que los ruralistas tienen en sus manos la “propuesta amplísima” que les hizo el Ejecutivo y que “abarca absolutamente todos los temas que preocupan al campo”.
Fernández se manifestó en sintonía con el discurso dialoguista que pronunció la presidenta durante la asunción de su esposo y antecesor, Néstor Kirchner, al frente del PJ, pero no quiso precisar detalles sobre la actitud del Gobierno en caso de que los productores levanten el paro.
“Esta vez no hemos sido nosotros los responsables de lo que está pasando”, afirmó por las radios América y 10, en alusión a la ruptura de las negociaciones con la dirigencia agropecuaria, y estimó que la propuesta que se les presentó en la mesa anterior de negociaciones es “muy generosa”. (DyN)