El lock out se sintió en Liniers

En la segunda jornada del cese de comercialización convocado por la Sociedad Rural, Confederaciones Rurales Argentinas y Coninagro, la medida se sintió sobre todo en el Mercado de Hacienda de Liniers, con ingresos por debajo del promedio para un día martes, mientras que en las terminales portuarias de Rosario y Bahía Blanca la operatoria de granos fue normal.
Las terminales portuarias ubicadas en el Gran Rosario operaron sin inconvenientes, aunque con un menor ingreso de camiones respecto a la víspera, informaron operadores del mercado granario.
“El martes se notó la merma en el ingreso a camiones. El lunes ingresaron un total de 3.282 y ayer 1.074 vehículos”, detalló un vocero de la empresa Williams Entregas S.A., que opera en la Terminal Portuaria de la localidad santafesina de San Lorenzo.
“Una vez ingresados los camiones, la comercialización es normal; no hay cese en ese sentido”, explicó.
En la zona no se registran cortes de rutas, ni piquetes y que de mantenerse la situación registrada entre lunes y martes la tendencia de descarga de granos para la semana derivará en una “baja escasa”.
Por el lado de la Bolsa de Rosario no se registraron actividades por la ausencia de operadores dentro del recinto.
En tanto, las terminales de cereales ubicadas en el puerto de Bahía Blanca operaron con normalidad pese al cese de comercialización que llevan a cabo tres de las cuatro entidades agropecuarias.
Durante un relevamiento efectuado en varias de las terminales cerealeras, se indicó que se trabajaba con total normalidad y sin ningún tipo de inconvenientes.
Desde Louis Dreyfus, con su terminal portuaria ubicada en el sector de Cangrejales, dijeron que “hay movimiento de camiones y las operaciones son normales”. (Télam)