El Nuevo IPC, recién en ocho meses

EL INDEC SUGIERE TOMAR COMO REFERENCIA INDICES DE CAPITAL FEDERAL Y SAN LUIS

Autoridades del Indec estimaron ayer que el nuevo índice de inflación podría estar listo recién en “ocho meses” y sugirieron tomar por ahora como referencia los elaborados por la Ciudad de Buenos Aires y la provincia de San Luis.
La directora técnica del Indec, Graciela Bevacqua, estimó en “más o menos en ocho meses” la probable difusión del Indice de Precios (IPC) y advirtió: “Tenemos que empezar de cero” para reconstruir ese indicador.
La funcionaria señaló que aproximadamente en septiembre próximo saldrá un indicador que medirá únicamente los valores del área Gran Buenos Aires, aunque admitió que “se tratará de trabajar con las provincias para ver si podemos llegar a un indicador de precios nacional”.
“Esperemos poder llegar a tiempo”, dijo Bevacqua al ser consultada sobre si los indicadores sobre variación de salarios podrían difundirse antes de marzo próximo, ya que son utilizados para la fórmula de actualización de haberes jubilatorios.

Medidas.
Bevacqua y el director general del Indec, Jorge Todesca, brindaron una conferencia de prensa en la que resumieron las próximas medidas que tomará el organismo.
Todesca dijo que la meta es “normalizar la difusión de todo el calendario” de informes del Indec, y señaló que se comenzará a normalizar “escalonadamente”.
El director del Indec admitió que “llevará algún tiempo” normalizar los indicadores y remarcó que se necesita trabajar “en la reconstrucción del organismo” y capacitar al personal para tener “indicadores confiables”.
Todesca prometió “imprimir celeridad” para normalizar los indicadores y que los últimos que se normalizarán serán los que “necesitan trabajo de campo”, como los indicadores laborales y de ingreso.
“La prioridad es lograr en el tiempo más breve posible un indicador de precios. Pero las alternativas son el índice de precios de la provincia de San Luis y de la ciudad de Buenos Aires, que tienen metodologías similares”, sostuvo Bevacqua en la conferencia de prensa.

“Metodología e historia”.
La funcionaria señaló que ambos indicadores fueron tenidos en cuenta porque “tienen metodología e historia” aunque señaló que la referencia de precios no será un promedio de los dos, sino que “cada uno puede utilizarlo juntos o separados, como lo decidan los usuarios”.
Agregó que ese indicador de precios de referencia no tendrá valor legal sino que será el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER) el que se debe tener en cuenta para la actualización de títulos públicos y contratos.
Además, anticipó que a mediados de febrero se tendrán los números de comercio exterior mientras que en mayo el organismo difundirá los datos de la canasta básica alimentaria y canasta básica total, que refleja el nivel de indigencia y pobreza que hay en el país.
“Sin fecha, quedan los indicadores de desempleo y PBI, y todos los demás índices”, señaló.
Bevacqua resaltó que el objetivo de la dirección del Indec “es darle transparencia y credibilidad al Instituto, ya que en los últimos nueve años, el Instituto no fue objetivo ni imparcial”.

Massismo.
El massismo pedirá que el Congreso difunda su propio Índice de Precios al Consumidor (IPC), resultante de un promedio de datos de consultoras privadas, como venía haciéndolo durante el gobierno de Cristina Kirchner.
Así lo confirmó a NA el diputado del bloque de Unidos por una Nueva Alternativa (UNA) José Ignacio de Mendiguren, quien señaló que “lo antes posible” debe empezar a difundirse ese índice privado, a falta del índice oficial.
“El Congreso tuvo un índice para el que el mismo Todesca, cuando estaba en el sector privado, era consultado. Todesca fue multado por el Gobierno anterior. Nosotros consideramos que cuando no hay una referencia, más que contribuir al país se genera un perjuicio. Por eso lo antes posible hay que trabajar con un índice”, señaló De Mendiguren.
El parlamentario y dirigente de la Unión Industrial Argentina (UIA) señaló que su par Marco Lavagna inclusive mantuvo un encuentro con Todesca en el que dialogaron sobre asuntos relacionados con la inflación y otros indicadores.
Por otra parte, De Mendiguren señaló que el massismo insistirá en impulsar un Acuerdo Económico y Social mediante un proyecto de ley suyo y que este ámbito, que reunirá al Gobierno y a los sectores empresariales y sindicales, “no debe convertirse en una gran paritaria”. (NA)