Inicio El Pais En Buenos Aires arrasó Kicillof

En Buenos Aires arrasó Kicillof

EL EX MINISTRO DE ECONOMIA LA SACO UNA AMPLIA VENTAJA A VIDAL

Con el 85 por ciento de los votos escrutados al cierre de esta edición, el ex ministro de Economía obtenía 49,22 puntos, lo que lo ubicaba por encima de la referente del PRO, que cosechaba 32,71. «¡Muchas gracias! 80 mil kilómetros recorridos, 44 meses recorriendo la Provincia, 12.047 mates compartidos, 50.733 besos», escribió el actual diputado nacional en su cuenta de Twitter.
Más tarde, al hablar en el búnker peronista, ubicado en el barrio porteño de Chacarita, el ex ministro de Economía agradeció especialmente a «Cristina Kirchner, al compañero Alberto Fernández, a Verónica Magario, a los intendentes y a los compañeros y compañeras de toda la Provincia». «Es un día de mucha felicidad, lleno de emoción, porque ustedes saben que fue una campaña muy desigual. Por lo pronto, a nosotros nos tocó recorrer toda la provincia. Lo importante, lo que me llena de orgullo y es el gran mensaje que tenemos esta noche, es que en esa campaña no se gastaron millones, no se agredió, no se acusó, fue una campaña que contó con muchísima ayuda y todos aprendimos muchísimo», sostuvo el actual diputado nacional.
«Esta campaña se hizo de abajo para arriba con la participación de todos los compañeros», añadió Kicillof, quien subrayó que «los bonaerenses quieren una provincia distinta, con otras prioridades y ponerla en marcha». E insistió: «Cuando decimos que aprendimos es porque escuchamos a todos».

Vidal.
En tanto, en el búnker oficialista en Costa Salguero, el presidente Mauricio Macri, tras reconocer su derrota frente a Alberto Fernández, respaldó a la mandataria bonaerense y envió un mensaje a los votantes del principal distrito electoral del país: «Espero que en octubre no se la pierdan». En las primarias de 2015, Vidal había sido votada por 2.449.078 bonaerenses, mientras que en las generales ese número había ascendido a 3.609.312: en términos de porcentajes, en agosto había quedado en segundo lugar con 29,95 puntos y en octubre había logrado el triunfo gracia al 39,42 por ciento.
En tanto, el diputado nacional y postulante por Consenso Federal, Eduardo «Bali» Bucca, se quedaba con el tercer lugar gracias al 5,82 por ciento que obtenía. Más atrás se ubicaban los postulantes del Frente de Izquierda-Unidad, Christian Castillo, con 3,24 por ciento; y del Frente Nos, Gustavo Álvarez, con 1,68; del MAS. Por su parte, los precandidatos del MAS, Martín González Bayón; de Dignidad Popular, Santiago Cúneo; del Frente Patriota, Leonardo Bariani; y del Movimiento Organización Democrática, María Asunción Macaione, no lograban superar el piso del 1,50 por ciento, lo que les imposibilitaba acceder a las generales del 27 de octubre.

Conurbano.
En tanto, el peronismo logró ayer recuperar parte del terreno perdido en las intendencias en 2015 al ganarle a Juntos por el Cambio las primarias en cinco distritos, mientras que el jefe comunal de Moreno, Walter Festa, dio la nota al ser el único mandatario del PJ en perder la interna del Frente de Todos.
Lejos de las sorpresas, La Matanza ratificó su rol como histórico bastión del peronismo bonaerense y Fernando Espinoza, el de principal dirigente del distrito más populoso de la Provincia, ya que sacaba 60 por ciento de los votos y dejaba muy por detrás los 20,66 del postulante de Juntos por el Cambio, Alejandro Finocchiaro. Otro que pasó las primarias sin sobresaltos fue el intendente de Lomas de Zamora, Martín Insaurralde.

Camaño denunció robo de boletas.
La primera precandidata de Consenso Federal a diputada nacional en la provincia de Buenos Aires, Graciela Camaño, aseguró ayer que hubo faltante de boletas de su frente en escuelas del interior bonaerense. En conferencia de prensa, la dirigente explicó que van a hacer «una presentación de manera tal que en el momento de octubre no nos vuelvan a hacer esta trapisonda», aunque no presentarán una denuncia ante la Justicia. «Vamos a hacer todo lo que podamos, incluso hablar con el Correo Argentino, porque tienen que ser los garantes de la entrega de las boletas de todos los candidatos», precisó. En ese sentido, precisó que «el caso más paradigmático fue el de la ciudad de Bahía Blanca» porque, según señaló, el espacio tiene «un problema con la Justicia local». «Hemos presentado un amparo pero, evidentemente, no ha funcionado porque la lista que nosotros teníamos en esa localidad nos la rechazaron. Entonces, sin candidatos, lo único que pudimos hacer fue fiscalizar (la fórmula presidencial)»,señaló. Faltante de boletas, violación de la veda electoral por parte de los candidatos, consumo de bebidas alcohólicas e irregularidades en los lugares de votación son algunas de las más de 150 denuncias que llegaron hasta el momento a la fiscalía federal con competencia electoral de Jorge Di Lello. Las denuncias, fueron hechas mediante contacto telefónico o por mail y la gran cantidad en referencia a la provincia de Buenos Aires. En los 45 llamados y más de 110 mails que recibió la fiscalía, la mayoría denuncia la falta de autoridades de mesa en los lugares de votación, la apertura tardía en algunas escuelas, y el faltante de boletas. La mayoría de las denuncias por faltante de boletas se da en la provincia de Buenos Aires y lo mismo sobre el consumo de bebidas alcohólicas, algo prohibido en veda electoral. No sólo en provincia de Buenos Aires y Capital Federal, sino que algunos mails recibidos por Di Lello refieren a irregularidades que denuncia en Salta, Río Negro y Entre Ríos.

Larreta se impuso en CABA.
Horacio Rodríguez Larreta obtuvo una holgada ventaja sobre Matías Lammens y quedó muy cerca de ganar en las elecciones de octubre, donde los votos en blanco no contarán en el resultado final. El Frente de Todos rondó los 32 puntos y realizó la mejor elección en la Ciudad desde 2011. Si se repite el resultado el oficialismo perdería la mayoría agravada en la Legislatura.
Hubo más de 150 mil votos en blanco, en parte porque José Luis Espert y Juan Gómez Centurión no tuvieron postulantes a jefe de Gobierno. En los próximos comicios esos votos se restarán del total y por eso Larreta, si se mantuvieran los resultados, el alcalde superaría los 50 puntos necesarios para coronarse jefe de Gobierno. «Sabíamos que no llegábamos a los 50 en las PASO», confiaron desde el búnker amarillo después de que el 46% era un hecho. En el larretismo se mostraron confiados con poder sumar cuatro puntos más en los próximos meses para ganar en primera vuelta en octubre. El jefe de gobierno tendrá quórum propio en el parlamento capitalino, pero difícilmente a los 40 diputados necesarios para las leyes especiales.
Lammens aspiraba a conseguir un número cercano a los 30 puntos y puede darse por satisfecho, aunque es una incógnita si podrá llegar a la segunda vuelta. Con ese número el peronismo se aseguraría 10 legisladores. Matías Tombolini superó los siete puntos, un resultado que lo deja muy cerca de conseguir dos legisladores y aleja las sospechas de un posible paso al costado.
Fernando De la Rúa es el único alcalde porteño que pudo imponerse sin necesidad de balotaje. Sucedió en 1996, en la primera elección desde que la Ciudad se convirtió en un distrito autónomo. Claro que en esa oportunidad se decidió que la elección se definiría por mayoría simple. El ex presidente obtuvo algo más del 39% de los votos y eso le alcanzó para superar a Norberto La Porta, del Frepaso.
Larreta quedó muy cerca de concretar una hazaña que no lo será tanto: si bien nadie alcanzó los 50 puntos necesarios para resultar electo, el alcalde sumó a todos los partidos y dirigentes que lo enfrentaron en el balotaje de 2015. En esa ocasión Martín Lousteau formaba parte del frente ECO, integrado por la Coalición Cívica, Confianza Pública, el socialismo, Evolución y el radicalismo. (Lapolíticaonline.com/NA)