“En dirección opuesta”

KICILLOF, MACRI Y EL PAPA

El diputado y ex ministro de Economía Axel Kicillof destacó ayer que “sería raro” que el Papa Francisco “apoye” a un gobierno como el de Mauricio Macri, el cual sostiene una visión “en dirección opuesta” a la que el Sumo Pontífice “predica”, y sugirió al mandatario argentino que “para llevarse bien” con él debería “dejar de gobernar para los ricos”.
De esta manera, el dirigente de La Cámpora se hizo eco de la devolución que ordenó el Papa de los más de 16,6 millones de pesos que el gobierno había dispuesto a través de un decreto como donación a la fundación Scholas Occurrentes apadrinado por Jorge Bergoglio, y que muchos interpretaron como un nuevo gesto de frialdad hacia Macri.
“No es una cuestión personal, sino que sería raro que apoye a un gobierno que está haciendo lo contrario a su orientación en el papado. Para llevarse bien con el Papa tiene que cambiar las políticas y dejar de gobernar para los ricos”, analizó Kicillof en declaraciones a Radio Del Plata.
Y agregó en esa línea que “no hay ser muy sutil para darse cuenta que todo lo que ha exhibido el gobierno de Macri va en dirección opuesta a lo que predica el Papa Francisco de tomar medidas de protección a los que menos tienen”.
Por otra parte, el ex funcionario cuestionó duramente el proyecto “ómnibus” de pago a los jubilados con sentencia judicial a favor, al que definió como una “sarta de parches” y que lejos está de constituir una “reparación histórica”. (NA)

Compartir