Inicio El Pais En Liniers hubo ingreso récord

En Liniers hubo ingreso récord

SE CUMPLIO EL PRIMER DIA DEL LOCKOUT RURAL

Si bien el campo arrancó su paro de cuatro días contra la suba de retenciones a la soja, hubo notables ingresos de hacienda en los mercados y camiones con granos en los puertos rosarinos. Ayer entraron 2.516 vacunos provenientes de Buenos Aires, Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba, y 4.581 camiones con granos a puertos y fábricas de la zona de Rosario.
De acuerdo al informe de Williams Entregas, ingresaron 3.279 vehículos con maíz al puerto, casi un 40% más que el lunes anterior (2.645 camiones), según la Bolsa de Comercio de Rosario. Algunos analistas opinaron que el mayor ingreso se debía a la acumulación previa al paro, que finalizará el jueves 12 a la medianoche, pero otros la atribuyen a la expectativa de los operadores por los buenos precios registrados el viernes anterior.
Mientras tanto, las industrias agroalimentarias del norte de Buenos Aires registraron el ingreso de 402 camiones, en Quequén 293 y en Bahía Blanca 72, respectivamente. Fuentes del sector estimaron que la llegada de granos a los puertos tuvieron por objeto cumplir con entregas pactadas.

Sin cortar rutas.
El paro fue decretado por Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), especialmente Carbap y Cartez, con la posterior adhesión de Coninagro y Sociedad Rural Argentina. Sólo se abstuvo Federación Agraria Argentina, aunque para no romper la unidad de la Mesa de Enlace dejó en libertad a sus bases.
Mientras tanto, desde el gobierno nacional comentaron que el presidente Alberto Fernández no haría declaraciones durante la primera jornada del lockout. De todos modos, en una entrevista radial, el secretario de Relaciones Parlamentarias, Fernando «Chino» Navarro, solicitó «sensatez y prudencia», y consideró que hay un componente político e ideológico en la medida. El funcionario planteó también la necesidad de «generar una relación constructiva con el sector agropecuario».
También por radio, el vicepresidente de CRA, Gabriel de Raedemaeker, manifestó que «la medida de fuerza se está desarrollando dentro de los parámetros previstos» y ratificó la posición de la entidad: «no vamos a cortar rutas ni impedir el paso de camiones. No se pretende molestar al resto de la sociedad. Sólo vamos a vender y no comprar», advirtió.
Para mañana, aprovechando la realización de Expoagro, productores autoconvocados con tractores y casillas se concentrarán en asamblea sobre la ruta 9 a la altura de San Nicolás. Los ruralistas sostienen que la medida es producto de la caída en la rentabilidad y la excesiva carga impositiva. «Venimos soportando un paquete fiscal muy grande: de cada 100 pesos que facturamos, entre 70 y 75 se los lleva el Estado», se quejó el tambero entrerriano Jorge Chemes, presidente de CRA. El dirigente defendió el paro del campo y aseguró que «las bases nos pidieron a viva voz que lleváramos adelante esta medida».

«Un error garrafal».
Por su parte, el titular de Federación Agraria Argentina (FAA), Carlos Achetoni, aseguró que la dirigencia agropecuaria no piensa «volver al 2008» y remarcó que «hay voluntad de diálogo y trabajo» con el gobierno. «Estamos transitando un momento que no es el más deseado. Nosotros hemos apostado al diálogo y al intercambio de propuestas y posibilidades de acuerdo, pero se ha precipitado un momento de tensión que veníamos tratando de evitar», afirmó.
De todos modos, consideró que «esto no es la 125. Nos tenemos que sentar a dialogar. No tiene punto de contacto ni estamos pensando volver al 2008: eso sería un error garrafal de los dos lados», concluyó.

Protesta frente a la SRA
Pequeños productores agropecuarios y comunidades campesinas indígenas montaron ayer una “Feria de Abastecimiento de Alimentos” frente a la sede de la Sociedad Rural Argentina (SRA), en rechazo al paro de comercialización convocado por la Mesa de Enlace. Productores y comunidades nucleados en la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP-Agraria) protestaron contra el lock out y respaldaron al gobierno por la suba de 3 puntos en los derechos de exportación de soja.
”Instalamos con total normalidad 40 puestos de la feria para la venta, con 2 mil productores”, explicó el coordinador nacional de la UTEP, Lautaro Leveratto. Mediante un documento difundido el fin de semana, los pequeños productores apoyaron la suba a las retenciones, se manifestaron contra el cese de actividad de la Mesa de Enlace “un paro de los reyes de la soja”, y reclamaron “una reforma agraria integral y popular”.
Del mismo modo se manifestó la Federación de Organizaciones Productoras de Alimentos (Fopal), rechazando el lockout patronal y convocando a bajar precios y reactivar el consumo. La entidad se encuentra adherida a la Confederación Argentina de Trabajadores Cooperativos Asociados (Conarcoop), cuyo presidente, Ramiro Martínez, señaló: “este paro tiene tintes políticos y responde a los intereses y necesidades de los grandes poderes económicos vinculados al campo. No hay una realidad del sector agropecuario que los sustente”.