Inicio El Pais En Río Negro también piden correr mojones del Meridiano X

En Río Negro también piden correr mojones del Meridiano X

AL IGUAL QUE LA PAMPA

En los últimos días, el diario Río Negro, como rebote del pedido del diputado provincial pampeano Matías Traba que se revea el verdadero trazado del meridiano X, desempolvó el litigio que mantienen rionegrinos y neuquinos por la misma causa. Aseguran que actualmente el tema está resuelto pero por un decreto nacional firmado por el entonces presidente de facto Juan Carlos Onganía. El último reclamo fue mediante un proyecto de revisión presentado en diciembre pasado por el senador nacional por Río Negro, Miguel Angel Pichetto.
En un trabajo de investigación publicado en la edición del jueves pasado en el citado diario, se refresca el tema de las diferencias limítrofes con Neuquén. En el centro de la escena están las localidades de San Patricio del Chañar y Octavio Pico, hoy integradas a jurisdicción neuquina, pero que si se moviera el límite unos pocos kilómetros quedarían dentro de Río Negro.
Esa, y otras publicaciones consultadas, revelaron que en 1966, el Gobierno de Río Negro solicitaron en el Congreso de la Nación la revisión de la ubicación del Meridiano X. Entendían que se debía correr unos 12 kilómetros hacia el oeste y reclamaba una franja de terreno de unas 193.000 hectáreas. Una situación casi idéntica a la de La Pampa con Mendoza.
Aseguraron que sobre el trazado de esta línea imaginaria, que oficia de límite entre ambas provincias, había dos opiniones. Unos sostenían que la referencia era el meridiano 58°15′ pero ese punto se ubica aguas adentro del Río de la Plata. Otros ubicaban el punto de partida en la pirámide de Mayo, decir a 12 kilómetros al oeste de donde se considera actualmente. Cada posición que se le pretendía dar al meridiano variaba en apenas minutos, pero no era una cuestión menor ni fácil de dirimir, ya que en cuestión de meridianos un minuto equivale a 1.852 metros.

Decreto de Onganía.
Neuquén rechazó el planteo diciendo que la línea era la misma que divide a Mendoza y La Pampa. Argumentó que «no se la podía ir modificando cada vez que aparecía un nuevo aparato para medir la ubicación del meridiano».
Aseguran que en la disputa intervino el Instituto Geográfico Militar y en 1969 desde donde trataron de mediar entre ambas jurisdicciones provinciales. Finalmente, durante el período del ejercicio de la dictadura, el general Juan Carlos Onganía le dio la razón a Neuquén por el Decreto Ley 18501. Río Negro siempre cuestionó, y sigue cuestionando, que fuera un gobierno de facto el que aprobara el dictamen, pero nunca logró que se modificara.
Río Negro hizo numerosos reclamos. Así lo hicieron los gobernadores Horacio Massaccesi, Pablo Verani, y Carlos Soria. También prácticamente todos los diputados y senadores rionegrinos, que habían solicitado la corrección del meridiano X fueron: el mismo Soria, Enrique Gadano, Pablo Fermín Orejas, Osvaldo Alvarez Guerrero, Martha de Constanzo, Miguel Srur, Miguel Pichetto, Carlos Larreguy, Osvaldo Nemirovsky, entre otros.
El último proyecto de revisión de esta medida de facto fue en diciembre del año pasado por el senador Pichetto. En esa presentación, el legislador rionegrino trajo a colación el ejemplo de argumentos que esgrime La Pampa en su similar reclamo a Mendoza porque entiende que las mediciones tomadas para el trazado del imaginario límite son erróneas, y que el trazado correcto está a unos 12 kilómetros al oeste del actual amojonamiento.