En dos siglos Argentina tuvo menos defaults que España

La Argentina registró en sus 200 años de historia siete episodios de cesación de pagos de su deuda pública, uno menos que España en el mismo lapso de tiempo y la misma cantidad que Alemania, lo cual “le quita al país la injusta mochila de defaulteador serial”, destacó un informe de la consultora First.
El análisis elaborado por su director ejecutivo, Miguel Arrigoni, acerca de las “Perspectivas sobre la deuda soberana argentina”, también destacó que en los últimos dos siglos, el país tuvo menos defaults que Brasil y Chile, que sufrieron 9 cada uno, y que México y Uruguay, con 8 en ambos casos.,
“En la película, la Argentina es uno más del montón y no el malo de la película”, indicó Arrigoni a Télam, al tiempo que explicó que “los defaults son procesos naturales de la historia mundial, y en ese marco, Argentina claramente no es el peor”.
El informe afirmó también que Estados Unidos tuvo 3 eventos de default, aunque, como explicó el ejecutivo de First, “nunca declararon la cesación de pagos”, que fueron la suspensión de la Convertibilidad en la época de la guerra civil de 1860; el fin del patrón oro en 1933; y nuevamente para el momento del acuerdo de Bretton Woods, en 1971.

Europa.
El estudio puntualizó que si para los europeos, en lugar de tomar los últimos 200 años, se tomara desde el momento en que surgieron como estados, España lidera la tabla de defauleadores, con 13 episodios, seguida de Alemania y Francia, con 8; Austria y Hungría, con 7; Portugal y Turquía, con 6, y Rusia, con 5.
En el caso de los últimos cinco países, las cesaciones de pago ocurrieron en los últimos dos siglos.

Deuda global.
El relevamiento de First también hizo hincapié en la evolución de la deuda global en los últimos once años, desde 2003 a 2014, y concluyó, en palabras de Arrigoni, que “Latinoamérica no tiene problemas, porque su pasivo es relativamente bajo”.
De hecho, en la última década, la deuda de Latinoamérica respecto de su Producto Interno Bruto (PIB) pasó de un promedio de mayor a 60% a uno de 50%, mientras que Europa aumento de una media por debajo de 70% a una de 105%; y Estados Unidos incrementó su relación de 58% a 110%.
En este lapso, Argentina pasó de tener una deuda que representaba 140% de su PIB en 2003 a una que se ubica en torno a 45%.
“El nivel de deuda de Argentina es bajo y manejable en relación a Europa y los Estados Unidos”, indicó Arrigoni. (Télam)