Inicio El Pais Encuesta favorece a Alberto Fernández

Encuesta favorece a Alberto Fernández

DEBATE PRESIDENCIAL: LOS NERVIOS DE MACRI Y LA TRANQUILIDAD DE ALBERTO

Cuando el presidente Mauricio Macri empezó su presentación personal en el debate presidencial estaba algo nervioso. Mientras, Alberto Fernández saludaba con la mano a los invitados de la primera fila o les guiñaba el ojo, porque el candidato del Frente de Todos jugó de local: se formó en la Facultad de Derecho de la UBA, en la que aún da clases. Antes de entrar, tomó una gaseosa de pomelo. Y para este segundo debate, además de su mesa chica, lo acompañó Fabiola Yáñez, su pareja, sentada en primera fila, que iba y venía en los intervalos. El presidente Macri, por su parte, apeló esta vez a la presencia del asesor ecuatoriano Jaime Durán Barba, quien no se dejó ver demasiado en el recinto, pero estuvo. Los invitados de uno y otro bando creyeron ver a un Macri «más armado» que en el primer debate, pero ninguno cree que el evento vaya a modificar la ventaja que lleva Fernández en las encuestas de cara a la elección del 27 de octubre.
A diferencia de lo que ocurrió en el debate de Santa Fe, donde el Paraninfo era pequeño, en la UBA hubo mayor despliegue a invitados. Alejandro Rozitchner se sacaba selfies mientras conversaba con otros macristas, algunos más visibles que otros.
En este segundo y último debate en la UBA, después del que se hizo el domingo anterior en la Universidad del Litoral, los contendientes fueron más agresivos. Sobre todo Mauricio Macri. «El Presidente estuvo más sólido: mintió con más convicción» dijo a pagina/12 un dirigente del Frente de Todos invitado a presenciar el evento.
Durante la primera parte del debate, Macri no miró a Fernández cuando hablaba. Fernández sí lo miraba. Estaban uno al lado del otro y en un momento, mientras hablaba Espert, a Macri se le cayeron unos papeles; Fernández hizo un gesto para ayudarlo a levantarlos. Pero el Presidente se apuró a recogerlos solo.
«Previsible Mauricio Macri, sólido Alberto. Cada uno jugó para su hinchada», dijo a pagina/12 un hombre de la mesa chica de Fernández que lo asesoró en las pausas. En las filas de Macri afirmaron que el Presidente estuvo más «armado» y al ataque. También en la oposición reconocieron una mejora de la performance del Presidente.

Cansancio.
A los seis candidatos se los notó más cansados. Es natural: comienza la última semana de una campaña intensa y el agotamiento es moneda corriente. «Macri les habló a los propios», dijo a Pagina/12 un candidato del FdT que notó más sólido al Presidente, pero que cree que a pesar de que habló de entrar en la segunda vuelta, lo único que está haciendo es detener la fuga de votos en un escenario que le da al Frente de Todos una ventaja de más de veinte puntos. Y es cierto que desde Juntos por el Cambio se esforzaron más en esta ocasión porque sabían que esta era una última chance para detener la sangría: desde muy temprano, el jefe de Gabinete, Marcos Peña, estuvo disponible para dar notas a los periodistas que las requirieran.
Se habló mucho entre los presentes de la mayor solidez del candidato a presidente del FIT, Nicolás del Caño. Y Myriam Bregman lo fue a apoyar desde temprano.
A diferencia del debate en la Universidad del Litoral, muchos periodistas ingresaron directamente al recinto y pudieron conversar y hacer notas con los invitados.

Las redes.
Alberto Fernández , volvió a posicionarse como el candidato con mayor cantidad de comentarios positivos en las redes sociales durante el segundo debate presidencial , que registró un 12 % menos de interacciones entre los usuarios de Twitter y Facebook que las ocurridas una semana atrás, según la consultora QSocialNow.
Macri no logró mejorar las miradas positivas sobre su participación a pesar de que se registró «una importante participación de cuentas ‘trolls’ afines a la gestión nacional».
En un debate con menos cantidad de interacciones (732 mil totales sobre las 800 mil del domingo pasado ), en la que los medios nacionales cercanos a las políticas del macrismo mantuvieron su capacidad de influir y viralizar las noticias sobre el debate, Macri volvió a acaparar el 50% de los conversaciones sin lograr revertir el índice de «polaridad», que QSocialNow releva entre la «positividad» y «negatividad» de los mensajes.
Macri obtuvo una «positividad» del 56% y una «negatividad» del 44%, solo un punto porcentual más en favor de las miradas positivas respecto de lo ocurrido la semana pasada, a pesar de que la estrategia de comunicación presidencial volvió a instalar los hashtags #MacriPresidente y #SiSePuede entre los cinco más utilizados durante el debate, que volvió a registrar un pico máximo de conversaciones durante la hora de la transmisión.
En el análisis de esos mensajes positivos, el informe resalta que «se detecta una importante participación de cuentas ‘trolls’ afines a la gestión nacional actual». En el mismo sentido, al analizar la «negatividad» del 36% que tuvieron los mensajes dirigidos a Alberto Fernández -la más baja de los seis candidatos-, la consultora advirtió que en esas conversaciones «se registra un importante volumen de interacciones generado por cuentas ‘troll’ disidentes al espacio kirchnerista», que calificaban de «prepotentes» o «violentas» las intervenciones del candidato del Frente de Todos. (Pagina12.com)

Encuentro superó rating
El segundo debate presidencial volvió a acaparar la atención televisiva. Tal como había sucedido el domingo 13, la transmisión en directo del último encuentro entre los diferentes candidatos de todos los canales de TV abierta -excepto Telefe- y de las señales informativas de la TV paga se llevó todas las miradas, a una semana de la elección presidencial. Al punto tal que hubo más televidentes viendo este segundo debate en la facultad de Derecho que el del domingo anterior, cuando se realizó en la Universidad Nacional del Litoral.
El mayor encendido televisivo del domingo se produjo por la noche, justo en el momento en que se realizó el debate presidencial. A las 22, el encendido entre TV abierta y cable alcanzó el pico de 61,3 puntos, de los cuales la TV abierta concentraba 24,5 puntos y las señales informativas de cable el 18,3. El domingo anterior, por ejemplo, el pico de encendido no había alcanzado los 60 puntos.Esta vez hubo mayor encendido televisivo y más cantidad de gente eligió verlo por la TV paga. De los 30 puntos promedio que había sumado el debate del domingo 13, sumando todas las señales, ayer el rating de la totalidad de la audiencia de esos mismos canales transmisores superó los 33 puntos.
Si bien se fue sumando audiencia a medida que avanzaba el debate, a partir de las 21.30 el rating se mantuvo relativamente estable, aunque volátil cuando llegó la primera y larga pausa. A las 22.07, por ejemplo, en el cable lideraba la audiencia C5N con 8,2, seguido por TN con 3,4; Crónica HD con 1,5; A24 con 1,3, Canal 26 con 0,6 y La nación+ con 0,5. (Pagina12.com)