Entre Ríos: sospechas por hantavirus

POLICIA DE CHUBUT VIGILA QUE SE CUMPLAN LOS AISLAMIENTOS

Dos niñas de 10 y 13 años fallecieron esta semana en la ciudad entrerriana de Nogoyá, mientras que otros cinco niños permanecían internados en Paraná y se esperaban los resultados de los análisis para confirmar si la causa fue el hantavirus, enfermedad que se cobró nueve vidas en la localidad chubutense de Epuyén desde diciembre pasado. El director del hospital materno-infantil San Roque de Paraná Marcelo Itharte, explicó que “cuatro pacientes, los ingresos del miércoles y la niña de 9 años ingresada el jueves se encuentran de buen ánimo, buena tolerancia oral con nutrición y alimentación adecuada, todos con menos requerimientos de venoclisis”.
Además, Itharte señaló que “están completando tratamiento y por ahora en la sala común de cuidados progresivos”. Por su parte, el director de Epidemiología de Entre Ríos, Diego Garcilazo, dijo ante la prensa local que hasta que no se tengan los resultados de las muestras de tejidos, de sangre, materia fecal y líquido encefalorraquídeo enviados al Hospital Malbrán, y al Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias Coni, no se puede confirmar de qué enfermedad se trata, aunque señaló que el hantavirus “está dentro de las posibilidades”. “Todos tienen distintos diagnósticos, por lo que no podemos decir que todos los casos se asocian unos a otros, ni tampoco con las muertes ocurridas en Nogoyá. Ha habido diagnósticos de distintas características”, señaló.
Además, Garcilazo explicó que a raíz del fallecimiento de las niñas de 10 y 13 años, que eran primas, se inició una investigación epidemiológica, la cual tiene varios procedimientos que consisten en encuestar a familiares directos y cercanos de los pacientes, hacer observación de lo que es el terreno y a su vez se levantar muestras que se envían a los laboratorios para determinar de qué enfermedad se trata.

Negativo.
Por su parte, las muestras de sangre de los tres casos sospechosos de hantavirus reportados en San Martín de los Andes, Neuquén, fueron analizadas por el Instituto Malbrán de Buenos Aires y dieron negativas, informó ayer en un comunicado el hospital Ramón Carrillo. “El director del Hospital, Juan Cabrera, y el Jefe de Zona Sanitaria IV, Néstor Sáenz, confirmaron hoy (por ayer) con el Instituto Malbrán de Buenos Aires que las tres muestras de sangre de pacientes con sospecha de hantavirus dieron negativas”, consignaron .
Los tres pacientes habían ingresado esta semana al Hospital Ramón Carrillo con síntomas que, a partir de los lugares donde habían estado, eran sospechosos de hantavirus. Luego, las personas fueron internados en el hospital y en la Clínica Chapelco de San Martín de los Andes.
“Al tiempo que se controlaba la evolución de los pacientes, que siempre fue positiva, se esperaba el resultado de los especialistas de la ciudad de Buenos Aires”, se explicó en el comunicado. Y aclararon que “ante la presencia de pacientes con síntomas compatibles con una enfermedad como el hantavirus, se seguirán activando los protocolos previstos para este tipo de situaciones”.

Más casos.
El último parte del Ministerio de Salud de Chubut emitido ayer informa que se confirmaron dos nuevos casos en la Cordillera elevando el número total a 28 infectados y 9 muertos. De acuerdo con el comunicado oficial los casos corresponden a una pobladora de El Maitén, internada en el Hospital de Esquel, y a otra persona de El Bolsón que fue trasladada al Hospital Regional de Bariloche.
El intendente de Epuyén, Antonio Reato, informó que desde este sábado se incrementó la presencia de agentes de la Policía de la provincia de Chubut, quienes se ocuparán de vigilar que las personas en observación y sus relaciones directas, cumplan con el aislamiento obligatorio impuesto ayer judicialmente por el juez penal de Esquel, Martin Zacchino. “Es un momento difícil pero tenemos que seguir adelante y la gente tiene que cumplir con lo que se le ha pedido para que podamos atravesar más rápido el brote”, dijo el intendente.
Especialistas del ministerio de Salud explicaron que el uso del barbijo sólo es estrictamente necesario para las familias bajo aislamiento. “Al aire libre no hay peligro para la gente, solo en ambientes cerrados y en contacto con alguien contagiado”, detallaron. (NA / Télam)