Inicio El Pais Entregarán en Chaco más de 66 mil tarjetas alimentarias

Entregarán en Chaco más de 66 mil tarjetas alimentarias

ARROYO Y CAPITANICH LANZARON PLAN CONTRA EL HAMBRE

El Plan contra el Hambre y la tarjeta alimentaria tuvieron su debut en el Chaco, la primera provincia donde se lanza la iniciativa del gobierno nacional. El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, y el gobernador Jorge Capitanich firmaron el convenio de implementación del plan y participaron además de la inauguración de un Centro de Integración y Fortalecimiento Familiar. «El plan busca garantizar el derecho a la alimentación pero, además, es un gran promotor de empleo y de fomento de quienes producen alimentos en el país», destacó Arroyo.
En la provincia se distribuirán en principio 66.499 tarjetas, emitidas por el Nuevo Banco del Chaco S.A. No hace falta inscribirse, ya que su implementación será automática -a partir del cruce de datos entre Anses y AUH- para madres y padres con hijos e hijas de hasta 6 años de edad que reciben la Asignación Universal por Hijo, embarazadas a partir de los tres meses que cobran la Asignación por Embarazo y personas con discapacidad que reciben la AUH. La tarjeta será cargada automáticamente el tercer viernes de cada mes, con un monto mensual fijo -de entre 4 y 6 mil pesos- para comprar todo tipo de alimentos, excepto bebidas alcohólicas. Además se prevé que un día del mes los beneficiarios accedan a descuentos especiales de hasta el 30 por ciento.

Objetivo.
El programa, explicó Arroyo, busca atacar los tres problemas sociales profundizados durante los últimos cuatro años: el hambre y la desnutrición, el sobreendeudamiento de las familias y la falta de empleo. «Tenemos muchos problemas sociales pero tenemos que arrancar por estos tres: erradicar el hambre, desendeudar a los argentinos y generar trabajo. Empecemos por lo básico: en Argentina todos tienen que comer bien, no puede haber hambre en un país que produce alimentos», advirtió el ministro.
«Estamos trabajando junto a los municipios y las provincias para que las compras se orienten a carne, leche, frutas y verduras. Las familias eligen pero el Estado guía para mejorar la calidad nutricional y para ello vamos a hacer mucho acompañamiento», agregó el ministro. Hizo hincapié en la necesidad de estimular el consumo de leche que viene bajando mes a mes. En ese sentido, detalló que se realizarán seguimientos de oferta y demanda y estudios con nutricionistas.
A la vez, el plan apunta a reactivar el consumo y la producción local. Tendrá un rol clave el crédito bancario, para proveer de maquinaria e insumos y preparar a emprendedores y productores locales a la demanda que se generará. «Son más 66 mil familias chaqueñas que van a contar con fondos para comprar a proveedores locales y generar un movimiento económico en la provincia. La Argentina se reconstruye desde abajo, desde cada pueblo», sostuvo Arroyo.

Capitanich.
Capitanich aseguró que «los chaqueños hoy nos ponemos de pie para luchar contra el hambre en cada uno de los rincones de nuestro territorio», y precisó que las tarjetas alimentarias «a partir del 20 de enero se distribuirán en cada una de las localidades» provinciales.
«Queremos que la plata que ingresa a la Provincia como consecuencia de una transferencia social directa quede aquí, en una red local de proveedores y emprendedores de la economía popular, para que tenga un efecto multiplicador que permita garantizar más ingresos a más familias», detalló.
Durante la firma del convenio estuvieron presentes, además, la vicegobernadora Analia Rach Quiroga, y la ministra de Desarrollo social local, María Pía Chiacchio Cavana, entre otras autoridades nacionales, provinciales y municipales.

CIFF7.
Más tarde, Arroyo y Capitanich se trasladaron a la localidad de Presidencia de la Plaza, donde dejaron inaugurado el CIFF 7, un espacio dedicado a la contención y desarrollo integral de niños que se encuentran en situación de vulnerabilidad social, atendiendo a la primera infancia.
«En nuestro país lamentablemente hay grietas, pero hay dos cosas en las que todos estamos de acuerdo: que no puede haber hambre y que debemos cuidar a los chicos. Estamos convencidos de que Argentina se reconstruye de abajo hacia arriba y lograr que todos accedan a la alimentación de calidad y cuidar la primera infancia es clave», sostuvo el ministro Arroyo.
(Pagina12.com)