Inicio El Pais "Es una oportunidad para avanzar"

«Es una oportunidad para avanzar»

ALBERTO FERNANDEZ RECIBIO AL PRESIDENTE ESPAÑOL PEDRO SANCHEZ

El presidente del Gobierno español Pedro Sánchez marcó ayer «el compromiso de las empresas» de su país en continuar trabajando en Argentina y «ensanchar sus inversiones», en un contexto de coincidencias «ideológicas» con su par argentino, Alberto Fernández, que generan un escenario propicio para generar mayores vínculos.
«Desde el punto de vista bilateral, los números están ahí. El compromiso de las empresas españolas de quedarse, de ensanchar sus inversiones en el país», dijo Sánchez en Casa Rosada, al compartir un encuentro con Fernández que primero fue privado en el despacho presidencial, y luego con empresarios de ambos países en el Museo del Bicentenario.
De su parte, el jefe de Estado argentino destacó que «España y Argentina tienen un lazo que es indisoluble» y que están «todas las condiciones dadas para que se mancomunen esfuerzos y aprovechen las oportunidades que hay de ambos lados del Atlántico».
Fernández y Sánchez compartieron además del encuentro bilateral y el que siguió con empresarios, una conferencia de prensa en la explanada de la Casa de Gobierno, previo al almuerzo que ofreció el jefe de Estado argentino en honor a su par y a la comitiva española, en el Salón Eva Perón.
«Tienen dos presidentes que piensan lo mismo», arengó el mandatario argentino y recordó que España ocupa el segundo lugar como inversor en Argentina, con empresas que además hace años trabajan en el país.
A la hora de marcar sus coincidencias ideológicas, Sánchez las calificó como «progresistas» y Fernández matizó añadiendo el término «peronista» para poner color al intercambio.
Fernández valoró en todas sus intervenciones, tanto en la reunión con empresarios como con la prensa local y española, que España «ha invertido siempre en términos reales», en producción, y «nunca basada en la especulación» y pidió con ese espíritu de contribución y apoyo construir juntos «un eje de desarrollo» que tenga en cuenta los desequilibrios entre ambas economías.
El dirigente del PSOE, que llamó «amigo» a Fernández durante su intervención, pidió de su parte a los argentinos que «vean a España como la puerta de entrada a Europa».
Se mencionó también que en los últimos meses, en el contexto de pandemia, el intercambio comercial entre ambas naciones alcanzó los 1.800 millones de dólares, siendo 1.100 de ellos exportaciones desde el país sudamericano.
«Es una oportunidad única para entendernos y para poder avanzar, tenemos todas las posibilidades para que las empresas españolas sigan invirtiendo, creciendo y generando trabajo», consideró el mandatario argentino al término de la reunión.
Luego del encuentro empresarial, los presidentes encabezaron la firma, en el Salón Blanco, de un Plan de Acción para la profundización de la asociación estratégica entre ambos países, la Declaración de Buenos Aires y acuerdos sobre el intercambio de archivos diplomáticos referidos a la última dictadura cívico militar en Argentina y sobre temas de género.

Acuerdos.
Durante la reunión con los empresarios y en la declaración conjunta, Sánchez hizo referencia al plan de «internacionalización de la economía española», que destinará más de 4.600 millones de euros a «reforzar la participación» de las inversiones en el mundo, con especial foco en América Latina y Argentina.
Tanto en los discursos como en los documentos aportados por la delegación española para el encuentro, se afirmó que el objetivo de ese plan «es potenciar la relación con Latinoamérica, con el fin de alcanzar un acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur», otro punto que fue parte de los encuentros de hoy ya que ambos bloques negocian un acuerdo.
Sánchez dijo ser firme defensor «de estrechar acuerdos con América Latina» y que si bien entienden «los reparos» se puede avanzar en salvar «escollos» para tener un futuro «muy positivo».
Fernández aclaró finalmente que ciertos señalamientos argentinos respecto del acuerdo no son posiciones «obstinadas» sino que son realizadas para tener en cuenta «las asimetrías» entre las realidades de ambos bloques.

Disculpas.
El Presidente pidió disculpas a «quien se haya sentido ofendido o invisibilizado» por una frase que pronunció durante el acto.
«A nadie quise ofender; de todas formas, a quien se haya sentido ofendido o invisibilizado, desde ya mis disculpas», subrayó Fernández en su cuenta de Twitter.
El mandatario aludió a una expresión que utilizó durante la actividad con su colega español, en la que señaló que «los mexicanos salieron de los indios, los brasileños salieron de la selva pero nosotros, los argentinos, venimos de los barcos».
En razón de estas interpretaciones, el Presidente remarcó que la «diversidad» que caracteriza a la Argentina «es un orgullo».(Télam)