Inicio El Pais "Estamos en default desde diciembre"

«Estamos en default desde diciembre»

DE VISITA EN TUCUMAN Y SANTIAGO DEL ESTERO, FERNANDEZ ASEGURO QUE LOS MEDIOS OCULTAN LA REALIDAD

El presidente Alberto Fernández llevó ayer a Santiago del Estero y a Tucumán el compromiso de su gobierno en la «recuperación de la economía» y en la construcción de una Argentina «más solidaria», que revierta las «injusticias que dejó en evidencia la pandemia de coronavirus», en lo que constituyó su primer viaje al interior del país desde el inicio de la cuarentena obligatoria. Además, Fernández ratificó su decisión de evitar un acuerdo con los bonistas privados que implique la «postergación del pueblo».
Acompañado por ministros y funcionarios, Fernández compartió con los gobernadores Gerardo Zamora y Juan Manzur recorridas y visitas a obras que se están desarrollando en Santiago del Estero y Tucumán, con el aporte del Ministerio de Obras Públicas, que conduce Gabriel Katopodis. «Quiero que el mundo nos vea como un país honorable que cumple con sus compromisos, por lo tanto no vamos a hacer más de lo que debamos hacer y que nuestros compromisos no signifiquen una nueva postergación de nuestro pueblo», enfatizó.
Entre las prioridades, Fernández marcó también su aspiración de «construir un país distinto», más «igualitario» y advirtió que la pandemia «dejó en evidencia la injusticia argentina». «El que no quiere ver es un necio; el IFE (Ingreso Familiar de Emergencia) tuvimos que dárselo a gente que el Estado no registraba y no fueron 20 personas, fueron 8 millones de argentinos», insistió y planteó: «Ahí nos damos cuenta qué injusto que es ese país que construimos, el olvido al que fueron sometidos millones de argentinos y nosotros tenemos que construir un país distinto».

Default.
En Santiago del Estero, el Presidente encabezó junto a Zamora un acto en la Escuela del Centenario, un monumento histórico provincial, cuya obra de reparación está paralizada desde abril del 2019 por la falta de giro de fondos por parte de la anterior gestión nacional, a través del denominado Plan Belgrano y que actualmente requirió una inversión de 226 millones de pesos para su puesta en valor, con la ampliación y refacción de las aulas, el patio y el microestadio.
Acompañado por Katopodis; el ministro del Interior, Eduardo Wado de Pedro; el secretario General de la Presidencia, Julio Vitobello; y el secretario de Obras Públicas, Martín Gill, Fernández planteó: «En estos días que leo en los diarios que corremos el peligro de caer en default mañana, me pregunto por qué mienten así, si estamos en default desde antes de diciembre, solo que no lo escriben, lo ocultan; renuevo mi compromiso con cada argentino; no vamos a someter a la Argentina a nuevos compromisos que no podamos cumplir».

Diferentes realidades.
En otro orden y ya en Tucumán, segundo destino del viaje que realizó ayer, el Presidente circunscribió a la potestad de los gobernadores decidir «qué actividad se abre y cuál no», de cara a las definiciones sanitarias de una nueva etapa de cuarentena, pero planteó que «no todos tienen la misma suerte», porque en «los asentamientos poblacionales» más grandes, «el problema es más agudo».
Allí, dijo, «lo importante es que estamos trabajando todos juntos», en alusión a las actividades conjuntas que realiza la Nación, la gobernación bonaerense de Axel Kicillof, la jefatura porteña de Horacio Rodríguez Larreta y las comunas del AMBA.

Nueva extensión.
En tanto, el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, encabezó ayer una reunión con ministros nacionales, bonaerenses y porteños, para avanzar en la coordinación de los términos de la nueva extensión de la cuarentena, que incluirá mayores controles y restricciones sobre el transporte público interjurisdiccional y la circulación de personas en la zona del AMBA. El principal punto de acuerdo fue la necesidad de reforzar los operativos de control para el transporte público y privado.
También analizaron la posibilidad de restringir el uso del transporte público interjurisdiccional para que sólo puedan utilizarlo los considerados por el decreto presidencial como «trabajadores esenciales». Por último, definieron que «no habrá nuevas flexibilizaciones» en esta etapa del aislamiento social en lo que refiere al AMBA. (Télam)