Inicio El Pais Ex combatiente de Malvinas volverá tocar su trompeta en las islas

Ex combatiente de Malvinas volverá tocar su trompeta en las islas

Con 19 años, Omar René Tabarez fue a la guerra de Malvinas como cabo primero de música y, con su trompeta a cuestas, acompañó distintos momentos del conflicto, interpretando toques reglamentarios, marchas y el himno nacional.

Por primera vez después de casi 37 años, el próximo miércoles volverá a pisar las islas. Pero no irá solo. Lo acompañará la misma trompeta que hizo sonar durante la guerra, y que le fue devuelta en 2010 por el soldado inglés que se la arrebató como trofeo de guerra.

Tabarez será parte del contingente de familiares que visitará el cementerio de Darwin para rendir homenaje a los caídos que fueron identificados recientemente.

“Tengo una mezcla de emociones. Después de 37 años volver a tocar en Malvinas… confío en que podré hacerlo. Será volver a recordar todo, lo que es parte de mi vida: mi trompeta y las islas”, dice -en diálogo con Télam- Omar, ya con 56 años, profesor de historia, con una familia conformada y una historia de vida digna de un libro o una película.

A Omar -oriundo de Concepción del Uruguay (Entre Ríos)- desde chico le gustaba la música. En 1982, formaba parte del Regimiento de Infantería 25 a cargo del coronel Mohamed Seineldin. Su debut en las Malvinas fue el 2 de abril cuando la bandera argentina volvió a flamear en las islas. Tocó la Diana de gloria.

Hasta el 14 de junio, ejecutó su instrumento en distintas ocasiones: iba a la casa del gobernador, izaba la bandera argentina y realizaba el toque reglamentario; cuando las bombas inglesas caían, Seineldin le ordenaba que tocara “A la carga”; participaba de ceremonias en el cementerio y de la jura a la bandera de los soldados.

El día de la rendición, Omar fue tomado prisionero y un joven soldado escocés -llamado Tony Banks- se quedó con su amado instrumento como trofeo de guerra.

Con el correr de los años, Tabarez pidió el retiro, estudió profesorado de historia, se casó y tuvo dos hijos, pero nunca olvidó el sonido de su trompeta. Hasta que en mayo de 2010 recibió un inesperado llamado de que deseaban devolverle el instrumento.

El escocés Banks se había convertido en un poderoso empresario de la construcción en el Reino Unido, pero una herida no lo dejaba dormir: devolver la trompeta a su verdadero dueño. Así fue como contrató a un periodista irlandés para que ubicara al ex combatiente argentino.

“El 14 de junio de 2010 Tony vino a Buenos Aires y me la devolvió. ‘Es tuya, hermano. Ahora voy a poder morir en paz’, me dijo”, cuenta Omar, emocionado y, desde ese día, la historia de estos dos veteranos pasó a engrosar la lista de ex combatientes de los dos bandos que se han reencontrado y forjado amistades, más allá del odio y lo absurdo de la guerra.

Desde ese día, Tony y Omar se comprometieron a “luchar juntos, pero por la paz”.

“Yo juré ante veteranos y familiares de caídos que la iba a seguir tocando hasta decir basta. No es solo un pedazo de bronce, es parte de mi vida. Y cuando la recuperé, sentí que recuperaba también una parte de mi interior que estaba vacía”, reflexiona.

Con ese espíritu, Omar la volverá a tocar este miércoles en suelo malvinense. Podría ser un gran final para una película, pero es el comienzo de una vida sanada y reparada. (Télam)

Fotos: www.radiofueguina.com
www.salamalvinas.com.ar