Falleció el cineasta Héctor Babenco

El realizador cinematográfico argentino Héctor Babenco, que residió en Brasil desde 1969 y realizó allí toda su carrera adquiriendo luego la ciudadanía, falleció el miércoles a los 70 años en el Hospital Sirio Libanés de la ciudad de San Pablo a causa de un paro cardíaco.
Considerado uno de los máximos referentes del cine brasileño y autor de filmes famosos como “Pixote”, “Carandirú” y “El beso de la mujer araña”, Babenco realizó una notable carrera en la que unió popularidad y éxito de taquilla junto a un cine expresivo y con resonancias sociales y políticas que interrogó su época.
Precisamente por “El beso de la mujer araña” en 1985 obtuvo una nominación al Oscar como Mejor Director y a la vez que su protagonista, William Hurt, ganó una estatuilla.
Hijo de un sastre antiperonista y nacido en la ciudad de Mar del Plata en 1946, Babenco se fue de la Argentina a los 17 años eludiendo el Servicio Militar Obligatorio.
En 1972 realizó su primer documental a pedido del Municipio de San Pablo sobre el Museo de Arte de la ciudad, conocido como MASP.
Su estreno en la ficción fue con el melodrama “O Rei da Noite” en 1975, mientras que su segundo largometraje comercial fue “Lucio Flavio, pasajero de la agonía” (1979), que se vio en Argentina y en el que une las historias de un particular ladrón de bancos y el funcionamiento de los escuadrones de la muerte en un Brasil atravesado por la dictadura militar en la década del 60.
La historia de un niño que escapa de una favela de San Pablo y vaga por las calles junto a otros de su edad, en un filme descarnado y sensible que tituló “Pixote” fue su salto definitivo a la popularidad en 1981, que además de un éxito internacional le valió una nominación a los Globos de Oro como Mejor Filme Extranjero y le abrió las puertas de Hollywood.
Establecido en la meca del cine, Babenco tuvo un importante fracaso comercial con “El amor es un eterno vagabundo”, que protagonizaron Jack Nicholson y Meryl Streep y que les valió a ambos sendas nominaciones a los Oscar, pero que no cotizó en boletería. (Télam)

Compartir