Inicio El Pais Femicidio en Pilar: mataron a ex candidata a concejal

Femicidio en Pilar: mataron a ex candidata a concejal

DETUVIERON AL ESPOSO DE LA VICTIMA LUEGO DE QUE INTENTARA SUICIDARSE

Una abogada y ex candidata a concejal por el Frente de Todos de Pilar fue asesinada a martillazos en la cabeza y el principal sospechoso del femicidio es su marido, de quien se estaba separando y quien intentó suicidarse adentro de su auto cortándose el cuello, informaron ayer fuentes judiciales y policiales. La víctima fue identificada como María Laura Sirera (34), quien era abogada, madre de dos niños, dirigente política y trabajaba en el área de Defensa del Consumidor de Pilar, y el imputado como Matías Bernal (37), quien había sido consejero escolar en el mismo distrito.
La autopsia reveló que la víctima recibió 18 golpes en la cara y la cabeza provocados presumiblemente con un martillo hallado en la escena del crimen, y la data de muerte fue estimada en las 10 del jueves. En tanto, Bernal estaba ayer internado en el hospital de Pilar en estado reservado y detenido con custodia policial, acusado de «homicidio doblemente agravado por el vínculo y por femicidio».

Intento de suicidio.
El caso se descubrió cerca de las 18 del jueves cuando un vecino alertó a la policía por el hallazgo de un Ford Ka detenido en el cruce de las calles Bahía Redonda y Henry Martin, en la localidad de Derqui, en cuyo interior se hallaba un hombre desvanecido con un corte en el cuello. Al llegar al lugar, los policías determinaron que se trataba de un hombre identificado con el apellido Bernal y, al ver la gravedad de la herida que presentaba, decidieron trasladarlo al hospital de Derqui, donde fue internado de urgencia.
Según las fuentes judiciales y policiales, con la identidad del hombre, los policías concurrieron a su domicilio en Los Claveles al 1000, del barrio La Terraza, a la altura del kilómetro 52 de la ruta 8, en Pilar, y se encontraron con familiares de Sirera que llegaban a la vivienda porque hacía varias horas que no sabían nada de ella. Al entrar, hallaron en el living el cadáver de la mujer tirada en el piso boca abajo con varios golpes en la cabeza que le provocaron hundimiento de cráneo.

Separación.
La pareja tenía dos hijos varones de 6 y 8 años que no presenciaron el crimen porque estaban en la casa de sus abuelos y los familiares contaron que Sirera y Bernal desde hace unas tres semanas estaban en medio de un proceso de separación en el que alternaban quién pernoctaba en la casa. La principal hipótesis del caso es que Bernal pasó la noche del miércoles en la vivienda y que el jueves a la mañana Sirera fue a buscar algo, ya que dentro de su auto dejó la cartera y el teléfono celular, como si estuviera de paso.
«Encontramos carpetas con escrituras y documentos que evidentemente estaban revisando por el tema de la separación. Deben haber discutido por algo y ahí se desencadenó la pelea que terminó en el femicidio», dijo una fuente judicial. En la bacha de la cocina, la policía encontró lo que sería el arma homicida, un viejo martillo con mango de madera ensangrentado.
La fiscal Carolina Carballido, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Violencia de Género de Pilar, confirmó que al menos en su fiscalía especializada no había denuncias previas por violencia de género y, de acuerdo con los primeros testimonios que recabó del entorno de la pareja, no existían antecedentes de maltratos. «Lo único que dicen los familiares es que él estaba muy triste por la decisión que ella había tomado de separarse y no la aceptaba», dijo un investigador judicial.

Condolencias.
Laura Sirera era abogada y se desempeñaba en Defensa del Consumidor municipal. También había integrado la lista de concejales del Frente de Todos en las últimas elecciones pero no alcanzó a ingresar al quedar en la ubicación novena, aunque se barajaba la posibilidad de que ella reemplazara a otro concejal electo que iba a desempeñar un cargo ejecutivo en la municipalidad. En tanto, Bernal es un reconocido militante del peronismo en Pilar, que años atrás se desempeñó en el Consejo Escolar de Pilar y trabajaba como distribuidor en una compañía de alimentos.
Algunos dirigentes políticos emitieron por redes sociales mensajes de condolencia y pedidos de justicia, como Malena Galmarini, flamante presidente de Aysa, quien afirmó en su cuenta de Twitter: «Nos siguen matando. En esta oportunidad, la víctima fue la compañera Laura Sirera. Su femicida Matías Bernal, el padre de sus hijos.¿Cuántas más van a ser? Tenemos que avanzar a paso firme sobre esta emergencia». (Télam)