Inicio El Pais Fernández aguarda el momento oportuno

Fernández aguarda el momento oportuno

PROYECTO PARA LA INTERRUPCION LEGAL DEL EMBARAZO

El gobierno de Alberto Fernández continúa explorando el momento más adecuado para enviar al Congreso el proyecto sobre la legalización del aborto, un compromiso asumido por el presidente durante su campaña electoral y ratificado durante las últimas semanas. Hace unos días el jefe de Gabinete Santiago Cafiero ratificó que el gobierno está «esperando los tiempos necesarios» para que el proyecto «se trate como corresponde», luego de que la asesora presidencial Dora Barrancos informara a una radio que el proyecto sería enviado en los próximos días.
Los siete meses de aislamiento social, las restricciones impuestas, la reconfiguración del Congreso para poder sesionar y los esfuerzos del Ministerio de Salud enfocados en pandemia resultaron hasta como los principales obstáculos para enviar la iniciativa. El oficialismo despliega argumentos a favor y en contra de enviarlo antes de fin de año y ambos sectores («verdes» y «celestes») debaten internamente sobre el momento más oportuno.

Texto listo.
El proyecto ya fue redactado en la Secretaría Legal de la Presidencia: su titular Vilma Ibarra y la ministra de las Mujeres, Elizabeth Gómez Alcorta, son las principales impulsoras de este proyecto dentro del gabinete. «Todo lo maneja y decide Presidencia» afirmaron las fuentes.
Desde la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito prometen «acciones sorpresivas» para esta semana en el AMBA y para el miércoles tienen prevista una reunión con autoridades de la Cámara de Diputados, cámara de ingreso para la iniciativa.
«Vamos a trasladar la preocupación en relación a los tiempos para el tratamiento de la Ley ILE en 2020 y, si lo habilitan, expresar los pisos mínimos para el debate: sin ataques, sin fake news ni desinformación sobre el derecho al aborto» advirtieron.
Mientras tanto, la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) manifestó esta semana que «sorprende tristemente» la noticia sobre una inminente presentación del proyecto al Parlamento y consideraron que la situación sanitaria «hace insostenible e inoportuno cualquier intento de presentar y discutir» una cuestión semejante.
«Las últimas noticias sobre la inminente introducción del proyecto de ley de aborto al Congreso Nacional nos sorprenden tristemente porque desalientan la búsqueda del encuentro fraterno e imprescindible entre los argentinos», dice el texto de la Comisión Ejecutiva de la CEA, encabezada por el obispo de San Isidro, monseñor Osca Ojea. En un sentido similar la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (Aciera) advirtió que «no es tiempo de discutir el aborto».

Compromiso de Alberto.
La respuesta del estado laico la formuló el secretario de Culto, Guillermo Oliveri. «Nadie puede sorprenderse» dijo, porque el gobierno no está «escondiendo nada debajo del poncho, sino que facilita el diálogo». «La idea no es romper ni cortar los puentes. El presidente nunca ocultó su posición y en todas las reuniones (con la Iglesia) el tema lo sacó siempre él, diciendo que tiene un compromiso y una posición respecto del tema. Nadie puede sorprenderse», reiteró.
Junto al diputado Eduardo Valdés y el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz, Oliveri forma parte del núcleo que aconseja a Fernández postergar este asunto para el año que viene y proponen formalizarlo al inaugurar las sesiones ordinarias, el 1º de marzo.
«Ahora, generaría un nuevo tema de división en plena pandemia. Todos estamos esperando que pase esta situación para plantear y resolver lo antes posible todos los compromisos asumidos, entre ellos la ILE», concluyó Valdés.
(Télam)