Inicio El Pais Fernández: "Amá a quien quieras"

Fernández: «Amá a quien quieras»

DESDE EL GOBIERNO NACIONAL SE SUMARON A LA CELEBRACION DEL DIA INTERNACIONAL DEL ORGULLO LGBTIQ+

El presidente Alberto Fernández reiteró ayer su «compromiso» para «seguir construyendo una Argentina con más libertad, más igualdad y más derechos» en el Día Internacional del Orgullo Lgbtiq+. «En el Día Internacional del Orgullo Lgbtiq+ reafirmamos nuestro compromiso de seguir construyendo una Argentina con más libertad, más igualdad y más derechos para todas, todos y todes», publicó el jefe de Estado en su cuenta de la red social Twitter. En ese marco, el Presidente acompañó el mensaje con una fotografía en la que se puede ver una bandera del Orgullo Lgbtiq+, y resaltó: «Amá a quien quieras. Sé quien quieras».
Por su parte, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, reivindicó «la lucha por ampliar derechos», y afirmó que «el orgullo es una respuesta política» para «transformar la realidad». «Celebramos el amor y reivindicamos la lucha por ampliar derechos. El orgullo es una respuesta política y la política la respuesta para transformar la realidad», posteó Cafiero en sus redes sociales. En sintonía, el jefe de Gabinete llamó a una «Argentina unida y diversa».
En tanto, la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, afirmó que «las luchas históricas de las personas Lgbtiq+» son » el motor para seguir avanzando hacia un país más justo». «Hoy no podemos encontrarnos en las calles, pero estamos presentes. Las luchas históricas de las personas Lgbtiq+ y las banderas que sostenemos hace años son el motor para seguir avanzando hacia un país más justo», publicó Gómez Alcorta en sus redes sociales.

Pobreza estructural.
Al conmemorarse ayer el Día Internacional del Orgullo Lgbtiq+, la subsecretaria de Políticas de Diversidad del Ministerio de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Alba Rueda aseguró que «el aislamiento social, preventivo y obligatorio mostró una pobreza estructural vinculada a la necesidad alimentaria, a la falta de ingresos económicos y como eso se constituye una amenaza para el desalojo de las viviendas de nuestras hermanas y compañeras y un efecto en cadena que involucra la violencia institucional, la falta de atención en los servicios públicos, y así también una mirada de mucho prejuicio y discrecionalidad».
Rueda participó ayer del reporte diario que ofrece el Ministerio de Salud sobre la situación del coronavirus en el país. Allí, recordó que la expectativa de vida de las personas trans y travestis es de 40 años, y que desde su dependencia tuvieron que acompañar 3482 demandas por alimentos presentadas por esa población. «El orgullo es ese paso de la visibilidad de los movimientos sociales para poder expresarse pero también para pedir protección ante las violencias que vivimos actualmente las poblaciones LGBT en todo el mundo», expresó Rueda, ex presidenta de la organización «Mujeres Trans Argentina».

Violencia.
Rueda señaló que «las políticas públicas tienen que contestar a la pobreza extrema de las travestis y trans, tienen que contener las situaciones de violencia institucional y trabajar para poder erradicar la violencia en nuestro país para las personas de la diversidad sexual».
También mostró su preocupación por la situación de niños, niñas y adolescentes: «La diversidad sexual en niñes y adolescentes es hoy una realidad, y hace varios años, ya desde el 2006 contamos con una ley de educación sexual integral que tiene que incorporar una perspectiva de género, una perspectiva de diversidad, que tiene que hablar sobre los cuerpos no binarios, de las identidades no binaries, tiene que hablar sobre los recorridos y las voces de todos los niñes y adolescentes que tienen derechos a desarrollar su vida, también de manera integral».

Destacó la legislación.
La presidenta del Consejo Asesor del Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidades de la Nación, Dora Barrancos, aseguró ayer que «el principal bien de exportación de Argentina ha sido la Ley de Identidad de Género», a propósito del Día Internacional del Orgullo Lgbtiq+. «Es una ley que además ha sido emulada por algunos países en Europa y ha estimulado el cambio de régimen jurídico en varias sociedades latinoamericanas», amplió esta investigadora del Conicet. Ocho años después de este logro legislativo, «no todas las sociedades latinoamericanas están entonadas con estos derechos, entonces no dejo de pensar en el tremendo paso que dio Argentina cuando sancionó» la ley 26.743 allá en 2012.
Respecto a los proyectos de ley nacional de cupo laboral trans que comenzaron a analizarse en la comisión de Mujeres y Diversidad de la cámara de Diputados, Barrancos consideró que constituye «un paso formidable» pero advirtió que algunas de estas iniciativas «tienen un principio casi de no aplicación» dado que «requieren que las personas que van a ser contratadas por el Estado, estén calificadas para esas labores». «La calificación debe hacerse en el propio trabajo, es decir, hay que hacer una contratación cumpliendo el cupo, hay que integrar esas entidades disidentes dentro del cupo y obviamente ahí sí, proveer herramientas, instrumentos para calificaciones porque sino el cupo no se puede cumplir», dijo.
Respecto al Día Internacional del Orgullo, Barrancos reflexionó que «todavía hay mucho que hacer para socavar el granito homofóbico, transfóbico, lesbofobico en nuestra sociedad». «Yo creo que nuestro compromiso mayor de esta gobernanza es exonerar de nuestra vida las bases discriminatorias, las conductas humillantes, y necesitamos, como dice un gran ético, una sociedad decente, una sociedad en donde nadie humille a nadie», concluyó. (NA/Télam)