Inicio El Pais Fernández anunciará el nuevo decreto

Fernández anunciará el nuevo decreto

EL FOCO DE LAS MEDIDAS ESTA EN LO COMERCIAL, CIRCULACION Y EDUCACION

Alberto Fernández anunciará hoy el nuevo decreto de necesidad y urgencia que comenzará a regir a partir de mañana con nuevas restricciones a la circulación, clases presenciales mixtas, cierre de accesos a las Ciudad de Buenos Aires, más retenes policiales en vía pública, depuración del padrón de esenciales con acceso al transporte público y un posible cierre de espacios públicos en el área metropolitana de Buenos Aires.
Mientras que la educación adoptará un formato de presencialidad «administrada» de acuerdo a la realidad epidemiológica de cada distrito mientras anoche escalaba la tensión entre la Casa Rosada y el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para determinar que niveles de la educación mantendrán la presencialidad en los establecimientos porteños.
Horacio Rodríguez Larreta sostuvo la presencialidad en jardines de infantes y primarias con virtualidad para el nivel secundario. Como escenario de mínima también se estudiaba presencialidad, sólo para sala inicial de 5 años, primero y séptimo grado de la primaria, así como primer y quinto año de la secundaria.

Acuerdo.
El acuerdo estaba trabado en medio de llamadas cruzadas entre Santiago Cafiero y Felipe Miguel, después del acercamiento de ambas jurisdicciones en reuniones de ministros de Nación y Ciudad así como en el zoom del miércoles por la noche donde el Presidente y el jefe de gobierno porteño coincidieron en la necesidad de tomar medidas más restrictivas y aumentar controles ante la saturación de las unidades de terapia intensiva y a pesar del amesetamiento de casos en el AMBA que no llega a desestresar la demanda del sistema sanitario.
La prórroga de las restricciones anunciadas hace 15 días sería por otras dos semanas, en las que se mantendrían la circulación nocturna restringida entre las 20:00 y las 6:00, la suspensión de las actividades recreativas, sociales, culturales, deportivas y religiosas en lugares cerrados y el cierre de las actividades comerciales desde las 19:00. Hay otras medidas en análisis -pero menos firmes- como que los comercios que no son de primera necesidad tengan que volver a atender en las veredas o con entrega a domicilio, lo que implicaría a su vez el cierre temporal de peluquerías y centros de estética.

Ciudad.
Restringir el horario de atención comercial y reforzar los controles en el transporte con cierres de pasos vehiculares entre la Ciudad y el Conurbano son parte de las medidas que analiza el gobierno porteño para bajar la circulación de personas y frenar los contagios de coronavirus, las cuales entrarían en vigencia desde mañana, cuando venza el último DNU firmado por el presidente Alberto Fernández.
Las nuevas restricciones fueron analizadas en la sede del Ejecutivo porteño en el barrio de Parque Patricios entre los distintos funcionarios de la gestión que encabeza Horacio Rodríguez Larreta, no obstante serán definidas hoy luego de los anuncios que se esperan den a conocer desde el gobierno nacional. El foco de las medidas está puesto en la actividad comercial, sobre todo en la gastronómica, y en los controles a la movilidad, aunque también se evalúa la posibilidad un esquema para la educación que combine la presencialidad con la virtualidad.

Clases.
Fuentes de la administración porteña indicaron que buscarán defender «la mayor presencialidad posible» en las escuelas, la cual actualmente está habilitada en la Ciudad en los establecimientos pese al decreto presidencial que determinó el cierre de los establecimientos escolares por 15 días en el Área Metropolitana Buenos Aires (AMBA). Sin embargo, desde el Ejecutivo capitalino admitieron que se maneja la alternativa para que en algunos años del nivel secundario haya clases virtuales, tal como funcionó en el 2020, mientras que para la etapa inicial y primaria continuarían con modalidad de la presencialidad. Al respecto, el subsecretario de Atención Primaria de la Salud de la Ciudad, Gabriel Batistella, reconoció que «se pueden tomar otras medidas que no sea el cierre total o la apertura total (de las escuelas), hay grises que se pueden ir trabajando». (Télam/Ámbito.com)