Inicio El Pais Fernández y el estado de sitio: "No quisiera llegar a eso"

Fernández y el estado de sitio: «No quisiera llegar a eso»

El presidente Alberto Fernández aseguró hoy que su prioridad «es la salud» de los argentinos, que el gobierno nacional va a «gastar lo que sea necesario para que la gente esté tranquila», y afirmó que le preocupa que haya «tontos e insensibles» que no entienden la situación en la que se encuentra el país por la propagación de la pandemia de coronavirus.

Además, Fernández adelantó que mañana se reunirá a las 11 con el gobernador de la provincia de Buenos Aires y con los intendentes del primer y segundo cordón del conurbano «de todos los sectores políticos» para «ver qué logística tenemos que desplegar» en el principal distrito del país frente al coronavirus.

Anunció también que el gobierno nacional dará a conocer mañana medidas para mitigar el impacto del aislamiento para los sectores más afectados, entre ellos monotributistas, pymes, pequeños comerciantes y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo.

«Me importa la salud de los argentinos, esa es mi prioridad», dijo el mandatario durante una entrevista que concedió desde la residencia de Olivos al programa La Peña de Morfi, que emite Telefe.

El Presidente asumió que a raíz del aislamiento total en todo el país va a existir «un parate» de la economía y que deberá ser afrontado «entre todos».

No obstante, dejó claro que «la urgencia no es la economía, la urgencia es la vida de la gente».

«Vamos a gastar lo que sea necesario para que la gente esté tranquila», destacó, tras lo que anunció que mañana van a dar a conocer una serie de medidas económicas.

«Ayer estuvimos haciendo una reunión de gabinete económico y social, y resolvimos medidas que desde mañana se van a conocer, entre ellas cómo resolvemos el problema del taxista, del monotributista, del que recibe una asignación universal, vamos a resolver el problema de las pymes, de los pequeños comercios», afirmó.

Por otro lado, Fernández aseguró que mantuvo un encuentro con el ministro de Defensa, Agustín Rossi, en el que le pidió ayuda para que el Ejército se involucre en la logística y ayude a la distribución de los alimentos.

Sin embargo, aseguró que por el momento «no» se evalúa el estado de sitio.

«No quisiera llegar a eso, sólo hablaría mal de la sociedad argentina. Los instrumentos están, las fuerzas están, al que sale sin justificación lo detienen y lo ponen a disposición de un juez, tenemos el sistema legal funcionando como corresponde», enfatizó.

El jefe de Estado dijo que se siente «acompañado por la gran mayoría de los argentinos», aunque habló también de quienes «no entienden» la situación en la que se encuentra el país.

«Lo que más preocupa es la incomprensión de la gente, que haya tontos que no entienden el riesgo en el que estamos. Me preocupa el idiota que circula con fiebre, que lastima la salud de todos. Me preocupa su egocentrismo que no lo deja ver cómo puede dañar al de al lado, pero aclaro que son los menos, la inmensa mayoría está en sus casas», sostuvo.

Relató que ya «se iniciaron acciones penales sobre más de 2.000 personas en un día» y dijo que «se secuestraron más de 300 autos en los operativos de control» que realizan las fuerzas federales en el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

Explicó asimismo que «cuanto más lento sea el contagio, más posibilidades de atención a la gente y menos posibilidades de que el virus mate» y recordó que «los países donde se produjeron los problemas más dolorosos son los que no previeron la velocidad del contagio» del coronavirus.

En este sentido, reiteró que en la Argentina «el contagio va a ocurrir, pero si nos quedamos en casa va a ser más lento».

También remarcó que desde el gobierno nacional se «hizo todo lo que podía hacer para evitar que (el coronavirus) se propague a gran velocidad», y destacó «la respuesta de los profesionales de la salud», que «es maravillosa».

Por último, el Presidente anunció que están «comprando respiradores» para proveer a los distritos que lo requieran mientras se intenta aplanar la curva de contagios, con el aislamiento social preventivo y obligatorio dispuesto desde el 20 al 31 de marzo por decreto de necesidad y urgencia. (Télam)

Foto: www.telam.com.ar