miércoles, 24 febrero 2021
Inicio El Pais Fiscales esperan los resultados

Fiscales esperan los resultados

FACUNDO ASTUDILLO: ENCONTRARON 30 RASTROS EN EL ULTIMO ALLANAMIENTO

Prendas de vestir rotas y con marcas de quemadas; el pantalón de jean doblado dentro de la mochila; el enigma del documento de identidad y las dos líneas telefónicas que alguien pretendió obtener tras el hallazgo del cadáver, son algunas de las incógnitas que mantienen los investigadores del caso por la muerte de Facundo Astudillo Castro, que logró un impulso en las últimas horas tras un allanamiento en una dependencia policial.
A casi 10 meses del día que Facundo salió de su casa de Pedro Luro en plena cuarentena por la pandemia del coronavirus, los fiscales Andres Heim y Horacio Azzolín aguardan una serie de resultados de peritajes claves para avanzar en la hipótesis de la «desaparición forzada seguida de muerte» del joven de 22 años.
El hallazgo de más de 30 rastros que fueron levantados en un allanamiento en el destacamento policial de Teniente Origone el jueves último, entre ellos restos de una suela de zapatillas y una piedra que podría ser «turmalina», dio un nuevo impulso a la causa, que ahora pareciera apuntar definitivamente a la pista de una presunta participación de efectivos de la bonaerense en el hecho. Por eso, los fiscales esperan con ansiedad respuestas científicas respecto a los elementos secuestrados.

Mochila.
Uno de ellos apunta a precisar qué ocurrió con la mochila que pertenecía a Facundo que fue hallada en el mismo cangrejal en el que fue encontrado su cadáver. Esta se encontró unos días después y a 3 kilómetros de distancia, dentro de la cual había algunas prendas de vestir del joven que estaban rotas y con marcas de quemaduras hechas con algún tipo de ácido. Esa ropa en mal estado está siendo sometida a una técnica especial a cargo del Cuerpo de Investigadores Judiciales (CIJ) del Ministerio Público de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.
Además, dentro de la mochila encontraron el pantalón de jean que llevaba puesto Facundo cuando fue fotografiado por los policías Gabriel Sosa y Jana Curruhinca el mismo día de su desaparición. «Estaba doblado y guardado. ¿Cuándo se lo sacó? ¿Por qué?», se preguntó el investigador consultado, quien dijo que también «fue llamativo» que «dentro de la mochila estuviera la gorra, cuando Facundo era un joven que siempre iba con su gorra puesta». Según la web institucional fiscales.gob.ar, «en el interior de la mochila había otras prendas de vestir de la víctima (nunca fue hallada su campera ni el cuello polar que siempre utilizaba), cuyos daños están siendo analizados por la Gendarmería Nacional Argentina». También hallaron dos teléfonos celulares que pertenecían a Facundo, sus auriculares y su cargador, como así también la licencia de conducir y una tarjeta de crédito.

Documento.
Sin embargo, no encontraron el Documento Nacional de Identidad (DNI) de Facundo, que tenía cuando fue detenido por los policías Sosa y Curruhinca en la ruta 3 a la altura de Mayor Buratovich y hasta fue fotografiado por ellos. Para los investigadores, la desaparición del DNI es un enigma aún no resuelto, a lo que se agrega que apenas unas horas después del hallazgo del cadáver de Facundo, alguien utilizó los datos de su documento para habilitar dos líneas de teléfono a su nombre.
Otro de los peritajes cuyos resultados aguardan los investigadores está relacionado a los dos teléfonos celulares de Facundo que se hallaban en el bolsillo delantero de su mochila. Ese peritaje fue encargado a la Dirección General de Investigaciones y Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal (DATIP) del Ministerio Público, cuyos expertos confían en que podrán extraer información de suma importancia, pese a que ambos aparatos estaban en muy malas condiciones por el efecto del agua que sufrieron durante casi tres meses meses. Los fiscales también dispusieron una serie de diligencias sobre la zona del estuario de Bahía Blanca en el que fue hallado el cadáver de Facundo. (Télam)