FMI aprobó el acuerdo “stand by”

LA ARGENTINA RECIBIRA 15 MIL MILLONES DE DOLARES

El FMI aprobó oficialmente ayer el acuerdo “stand by” con la Argentina por 50 mil millones de dólares, de los cuales 15 mil millones estarán disponibles de inmediato. La decisión del organismo internacional se tomó en el marco de una reunión de directorio que se realizó el miércoles en Washington.
Los 15 mil millones de dólares que recibirá la Argentina en las próximas horas serán transferidos por los miembros acreedores desde sus respectivas cuentas del FMI a cuentas de liquidación designadas por el Banco Central en el Banco de Pagos Internacionales en Basilea, Suiza, en dos días hábiles.
La mitad de esa cifra, es decir de 7.500 millones de dólares, se destinará al respaldo presupuestario.
A su vez, el monto restante del respaldo financiero del FMI, equivalente a 35.000 millones de dólares, estará disponible a lo largo de la duración del acuerdo, supeditado a exámenes trimestrales a cargo del directorio ejecutivo.
Tras el primer tramo del acuerdo, de ese modo, el organismo tratará la parte restante con “carácter precautorio”.
El programa que acordaron la Argentina y el Fondo Monetario es por tres años, con tasas de entre el 1,96% y 4,96% anual, según el monto del tramo. El Gobierno se comprometió a llevar a cero el déficit fiscal en 2020, que la economía crecerá entre un 0,4 y un 1,4% en 2018, y un 2% en 2019.
El FMI destacó: “El directorio ejecutivo del FMI aprobó un préstamo por U$S 50.000 millones a favor de la Argentina con un desembolso inmediato de U$S 15.000 millones”.
“El préstamo respalda el plan económico de la Argentina para reforzar la economía”, subrayó el organismo.

Acuerdo.
El acuerdo fue anunciado por el Gobierno el 7 de junio pasado y además de pautar objetivos fiscales, plantea metas inflacionarias. La semana pasada, la administración de Mauricio Macri difundió la “Carta de Intención” enviada al FMI para lograr el respaldo de ese organismo al modelo económico.
La Casa Rosada consideró que el plan económico es “sólido, ayudará a construir confianza y reducir incertidumbre, y fortalecerá a la economía argentina”.
“En nuestro programa, planeamos sostener el gasto en asistencia social y, en el improbable caso de que la situación social se deteriore, nos comprometemos a destinar recursos adicionales al financiamiento de nuestros programas de asistencia social más efectivos”, señaló el texto oficial.

Lagarde.
La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, apoyó ayer a la administración de Mauricio Macri y consideró que el acuerdo alcanzado con la Argentina “reduce la vulnerabilidad del país”.
En una conferencia de prensa brindada en Washington junto a técnicos del organismo para brindar detalles del acuerdo “stand by”, Lagarde aseguró que el organismo “celebra” las medidas anunciadas por el Gobierno.
“Nosotros adoptamos apoyo y prestamos atención a la situación interna de todo el pueblo argentino”, aseguró.
En ese sentido, subrayó: “Negociamos claramente con las autoridades” y evaluó que el programa acordado tiene “todas las oportunidades de ser exitoso”.
“Negociamos sobre la base de un programa que es de ellos. Si se instrumenta, será un éxito”, insistió y argumentó que “fortalece la posición fiscal de la Argentina”.
También destacó que “reduce la inflación, protege a los más vulnerables y reduce la vulnerabilidad del país”.
Por su parte, el jefe de la misión en la Argentina del Fondo Monetario Internacional, Roberto Cardarelli, resaltó que “el programa se basa en una política monetaria con un régimen de metas de inflación y tipo de cambio flotante”.
“Reconocemos que hay circunstancias particulares en las que el mercado atraviesa por una alta volatilidad y el tipo de cambio se desplaza rápidamente”, puntualizó. (NA)

Banderazos en las plazas
Militantes de la organización social Barrios de Pie realizaron ayer “banderazos” de protesta contra el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y anunciaron que recolectarán “un millón de firmas” para lograr que sea enviado al Congreso Nacional.
Bajo el lema “la bandera no se mancha”, militantes del movimiento social se concentraron en la Ciudad de Buenos Aires frente al Cabildo y al Congreso, y también en decenas de plazas de ciudades como Salta, Paraná, Posadas, Rosario, Jujuy y Chaco.
Según comunicó Barrios de Pie, se repartieron un millón de banderas en todo el país, que fueron previamente confeccionadas por mujeres que trabajan en cooperativas textiles.
La manifestación tuvo lugar el mismo día en que el FMI aprobó el primer desembolso del crédito, equivalente a 15.000 millones de dólares.
En diálogo con NA, el coordinador nacional de Barrios de Pie, Daniel Menéndez, sostuvo que es “simbólico” que la aprobación del crédito se haya dado en el Día de la Bandera porque a su entender implica “ceder soberanía”.