Gobernadores dicen que seguir el paro es “un error” del campo

Juan Schiaretti (Córdoba), uno de los pocos que se había reunido con los dirigentes del agro, calificó como un “error” la decisión de extender la medida de fuerza. Productores insisten con el pedido de audiencia a la Presidenta.
Los gobernadores de Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos y Tucumán reclamaron ayer a las entidades del campo el levantamiento del paro que llevan adelante en contra de las retenciones móviles, de manera de poder reestablecer el diálogo con las autoridades nacionales.
Las palabras que sonaron más fuerte en los oídos de los productores fueron las que formuló el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, quien además calificó como un "error" a la decisión de las entidades de extender la protesta hasta el próximo miércoles. Por el lado del campo, tanto la Sociedad Rural Argentina (SRA) como Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) ratificaron la continuidad de la medida y dijeron que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner es quien puede "destrabar" el conflicto.
Schiaretti, quien junto al santafesino Hermes Binner fueron los únicos gobernadores que abrieron sus puertas para recibir a la Comisión de Enlace agropecuaria, repitió su postura a favor de "renovar inmediatamente el diálogo para encontrar una solución" en el marco de negociaciones en la que cada una de las partes debe "ceder algo".

Gobernadores.
El gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli, también renovó su pedido a la dirigencia ruralista para que "levante el paro" y aseveró que "la prolongación de esta situación está perjudicando seriamente al conjunto de la sociedad argentina".
En esa misma línea, el gobernador tucumano José Alperovich pidió a los productores que "levanten la medida de fuerza y retomen el camino de la negociación con el gobierno nacional". "Es necesario seguir apostando al diálogo como única salida a esta coyuntura", dijo Alperovich para luego rescatar "la amplia y generosa convocatoria de la presidenta de los argentinos (Cristina Fernández) en pos de la unidad nacional".
El gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, advirtió que la dirigencia rural "está llevando al país a una situación de máxima tensión". "Creo que los dirigentes rurales se han equivocado y están leyendo mal la realidad y ahora se mezclan cuestiones políticas que cada vez son más indisimulables", aseveró el gobernador.

Miércoles.
El jueves, durante un encuentro celebrado en la capital santafesina, las principales entidades agropecuarias decidieron extender hasta el próximo miércoles la medida de fuerza y solicitaron a través de una carta una "audiencia" a la Presidenta. "Si realmente hay una voluntad para solucionar esto, negociemos ya, no hay ningún obstáculo para no hacerlo. No hay cortes de ruta ni desabastecimiento y sólo no estamos vendiendo granos al exterior", dijo ayer por la mañana el vicepresidente de Sociedad Rural Argentina (SRA), Hugo Biolcatti.
Biolcatti consideró importante sumar la opinión de otros gobernadores para "encontrar una solución" y anticipó que el próximo martes las cuatro entidades serán recibidas por el mandatario puntano, Alberto Rodríguez Saá.
Néstor Roulet, vicepresidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), evitó responder al pedido formulado por los gobernadores y se limitó a señalar que "la Presidenta es la que puede destrabar el conflicto" a través de una convocatoria a las entidades para hablar de los problemas del sector. "Sólo la Presidenta puede traer la solución, para eso le enviamos ayer (por el jueves) una carta solicitándole una audiencia. No sirve otro interlocutor", agregó Roulet.
(Télam)