Inicio El Pais Gobierno negocia con Latam

Gobierno negocia con Latam

AEROLINEA DEJARIA LOS VUELOS EN EL PAIS

El ministro de Transporte, Mario Meoni, aseguró ayer que el Gobierno intentará que Latam pueda seguir operando rutas de cabotaje en la Argentina, y anticipó que hoy mantendrá una reunión con directivos de esa línea aérea. «Estamos esperando un dictamen del Ministerio de Trabajo (sobre la decisión de esa empresa de suspender sus operaciones en el país). Esperamos encontrar un camino que permita que Latam pueda seguir operando en la Argentina y que los trabajadores no pierdan su fuentes de trabajo», señaló el funcionario.
Meoni admitió que en la Casa Rosada «sabíamos que podía pasar ésto, ya que Latam estaba en una situación compleja: en 2018 perdió U$S132 millones, en 2019 otros U$S 133 millones». El ministro comentó que el impacto del Covid-19 «paralizó todas las actividades aeronáuticas en el mundo, no sólo en la Argentina. Y además Latam venía sustituyendo sus pérdidas con refuerzos de capital por parte de sus accionistas internacionales».
«Esos accionistas están en un proceso de convocatoria en Estados Unidos para readecuar el repago de sus deudas. Y han hecho un nuevo esquema de operaciones. Como los vuelos de cabotaje en la Argentina no les significaba un impacto importante, decidieron suspenderlos», explicó Meoni. Además, aclaró que la suspensión de los vuelos internos «significa que no pierden rutas y que pueden volver a operar en cualquier momento».

Mantener los empleos.
El funcionario resaltó que la intención oficial es «que todas las empresas trabajen para que la gente mantenga su empleo, sobre todo en un momento tan crítico como el que vivimos. Necesitamos a las empresas trabajando, no cerradas». También, anticipó que hoy volverá a juntarse con directivos de Latam Argentina.
La línea aérea anunció en un comunicado su decisión de dejar de operar en el país. «El impacto que han tenido en LATAM Airlines Argentina la pandemia Covid-19 y la dificultad de generar los múltiples acuerdos necesarios para enfrentar la situación actual contribuye a configurar un escenario en extremo complejo, en el que no están dadas las condiciones para viabilizar y sostener a largo plazo las operaciones de la filial», indicó la compañía.

Gremio.
Por su parte, el secretario general de la Asociación del Personal Aeronáutico (APA), Edgardo Llanos, denunció ayer que la aerolínea Latam busca presionar al Gobierno para «obtener beneficios financieros». Llanos se pronunció en la misma línea que el sindicato de pilotos, al cuestionar la decisión de la compañía de dejar de operar en el país.
«Es una medida para presionar al Gobierno y buscar algún beneficio financiero debido a la crisis internacional, y un apriete que Latam lo viene haciendo en todos los países donde opera», afirmó Llanos. Dijo que la empresa «estaba en conversaciones con el Gobierno para ver cuándo podía comenzar a volar, y ahora se descuelga con esta medida sorpresiva y despide trabajadores».
El sindicalista señaló que «en el medio de la pandemia la compañía distribuyó U$S 57 millones de utilidades entre los accionistas, bajó los salarios 50% y despidió a más de 2.000 trabajadores en la región donde opera». «Con esa distribución podría haber realizado un esfuerzo y no despedir trabajadores en la Argentina», indicó Llanos.
El secretario general de la APA señaló que el procesamiento de crisis pedido por la empresa le impide tomar esa decisión y «solamente permite revisar los números de la empresa y adecuar la dotación de personal con el consentimiento de los gremios y la autorización del Ministerio de Trabajo».

Sueldos adeudados.
Explicó que la empresa fue denunciada ante Trabajo y la justicia porque adeuda a los trabajadores el 50% de los sueldos, y la otra mitad los pagó con el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), el subsidio con el que el gobierno auxilia a empresas en crisis.
«El Gobierno anterior permitió que Latam opere con otras empresas de su grupo, lo que trajo despidos en el personal y procesos de reducción de inversiones y perjuicios a Aerolíneas Argentinas, al entrar a competir en sus rutas», denunció el sindicalista. (NA)