Inicio El Pais Guzmán: El Gobierno proyecta un crecimiento del PBI del 7% como base...

Guzmán: El Gobierno proyecta un crecimiento del PBI del 7% como base para 2021

El ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró hoy que el Gobierno nacional espera un crecimiento del Producto Bruto Interno del 7% como base para 2021, a partir de los indicadores que ratifican una consolidación de la recuperación de la actividad, el empleo, y el fortalecimiento de las cuentas públicas.

Así lo manifestó el titular del Palacio de Hacienda este mediodía al participar en un encuentro virtual que encabezó el presidente Alberto Fernández con 18 fondos de inversión de una decena de países.

Se trata de la primera referencia sobre el crecimiento de la economía argentina que el ministro Guzmán realiza por sobre el 5,5% previsto en el Presupuesto nacional 2021, y que hasta ahora venía sosteniendo públicamente, junto a otras referencias como la inflación y el déficit fiscal.

En el encuentro de este mediodía, Guzmán destacó que luego de los tres años de recesión económica previos a asumir el gobierno actual y del año de la pandemia, la Argentina “es la economía que más rápido se está recuperando en todo el continente”.

“Esperamos un crecimiento del Producto Bruto del siete por ciento para 2021, eso lo establecemos como una base, y junto a esto se está comenzando a ver una recuperación del empleo, y un fortalecimiento de las cuentas públicas”, señaló el ministro a los inversores.

Al respecto, Guzmán enfatizó que el Gobierno nacional está “trabajando en resolver cada uno de los problemas estructurales” de la economía argentina y recordó que como integrante del G20 anhela “una economía global más inclusiva, más resiliente, con más dinamismo y estabilidad en todo el mundo”.

El Gobierno había pautado para este año a través del Presupuesto aprobado por el Congreso un escenario de recuperación del PBI que pase de una caída de 12,1% interanual en 2020 a una suba de 5,5% en 2021 para luego desacelerar a 4,5% en 2022 y a 3,5% en 2023.

En similar sentido de corrección al alza de las proyecciones, los analistas de mercado consultados mensualmente por el Banco Central estimaron en febrero un crecimiento del PBI real del 6,2%, 0,7 puntos porcentuales por encima de la previsión realizada en enero.

El Top 10 de quienes mejor pronostican el crecimiento económico sugirieron un aumento del PBI del 6,4%.

De esta manera, todas las estimaciones indican que la economía argentina podría recuperar una parte de la retracción sufrida en 2020 por el impacto del arrastre de la recesión económica de los últimos tres años y el efecto en la actividad de la pandemia de coronavirus.

Los datos finales de 2020 serán informados por el Indec el martes 23 de marzo. Si bien las previsiones iniciales daban por sentado una caída del orden del 12%, la recuperación de los últimos meses abrió la posibilidad de que el retroceso sea menor, del orden del 10%.

Anoche, el ministro Guzmán, en un reportaje televisivo, también se refirió a la reducción de la inflación como «un objetivo primordial de la política económica, para poder ir reduciéndola de una forma que sea consistente, que no implique que el problema se vuelva en boomerang».

«Bajar la inflación es un proceso que el gobierno conduce pero conlleva responsabilidad colectiva de todos los actores para alinear expectativas, las políticas de precios y salarios», dijo Guzmán a La Nación+ donde señaló que «todas las paritarias están cerrando en línea con lo que establece el Presupuesto» y ahora «falta que las empresas terminen de hacer su parte».

Sobre la evolución del tipo de cambio, Guzmán recordó que el objetivo de depreciación era para 2021 de «alrededor del 24, 25 %», pero que el Gobierno decidió «concentrar parte de la depreciación, una parte importante, en los primeros meses del año» ya que en enero fue del 3,7%, en febrero 2,9%, en marzo va a ser más baja.

Finalmente, a la par del desarrollo de las audiencias públicas por las tarifas del gas natural, su transporte y distribución, Guzmán expresó que «a la hora de regular es fundamental entender la estructura de costos del sector», lo que permitirá «definir cuál es el aumento tarifario razonable para los usuarios, para la competitividad, y que al mismo tiempo mantengan cierta coherencia fiscal». (Télam)