Inicio El Pais Guzmán se reunió con el Papa

Guzmán se reunió con el Papa

FRANCISCO APOYA EL PEDIDO DE REDUCCION DE LA DEUDA

El ministro de Economía, Martín Guzmán, se reunió ayer durante casi 50 minutos con el Papa Francisco, a quien le presentó las posiciones de la Argentina sobre la renegociación de la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI), en una reunión en la que fuentes oficiales destacaron la figura del Pontífice como absolutamente comprometida con el planteo nacional, y que ha sido de gran ayuda para la negociación del país.
Guzmán visitó al Papa en la Biblioteca Privada del Palacio Apostólico en una reunión a solas en las que el Ministro presentó las posiciones de la Argentina sobre la renegociación de la deuda con el FMI, y sobre cómo abordar las problemáticas de la arquitectura financiera y económica internacional que están resultando en graves problemas sociales, económicos y de salud pública en el mundo, informaron fuentes oficiales.
El equipo del Ministro considera al Papa un líder mundial comprometido con mejorar la situación de la población de todo el mundo, que ha llevado adelante acciones alineadas con esas ideas.
En la reunión, Guzmán presentó ante el Sumo Pontífice «las posiciones de la Argentina sobre la renegociación de la deuda con el FMI y sobre cómo abordar las problemáticas de la arquitectura financiera y económica internacional que están resultando en graves problemas sociales, económicos y de salud pública en el mundo», informó la cartera en un comunicado.
En ese marco, las fuentes destacaron que el Papa ha estado contribuyendo de forma muy positiva para cambiar ciertas reglas de la arquitectura económica que le generan daños a los pueblos.
Dentro de esa preocupación global compartida por el Papa y Guzmán, evidenciada con el reclamo que hizo el Pontífice la semana pasada para que los organismos internacionales avancen en una «reducción significativa» de la deuda, el entorno del ministro considera que el tema argentino «está relacionado».

Agenda.
Guzmán llegó a Roma a última hora del martes acompañado por el director ante el FMI por la Argentina y el Cono Sur, Sergio Chodos, y la jefa de Gabinete del Ministerio de Economía, Melina Mallamace, luego de su paso por Berlín y antes de continuar la gira por Madrid y París.
La agenda de Guzmán en la capital italiana se inició a las 9 locales (4 de la Argentina) con una reunión con el presidente de la Pontificia Academia de Ciencias Sociales (PACS), el economista italiano Stefano Zamagni, de la que también participó el obispo argentino Marcelo Sánchez Sorondo, canciller de la institución.
La reunión, considerada por las fuentes vaticanas como un «gesto importante» de la Santa Sede para escuchar en boca de Guzmán la posición argentina sobre la deuda, fue en la Casina Pio IV, dentro de los jardines del Vaticano, y el mismo edificio en el que el Ministro expuso el 5 de febrero de 2020 junto con la titular del FMI, Kristalina Georgieva, en un evento en el que también participó el Papa.
Uno de los miembros ordinarios de la PACS, designado en junio pasado por Francisco, es el actual premier italiano, Mario Draghi, ex presidente del Banco Central Europeo y figura de peso en el mapa político del Viejo Continente.
En otro gesto de la Santa Sede hacia Guzmán, el Ministro y su comitiva pudieron recorrer la Capilla Sixtina, la obra cumbre de Miguel Ángel en la que se realizó el cónclave que eligió a Francisco como Papa, pese a que los museos vaticanos se encuentran cerrados al público hasta el 3 de mayo.

Deuda.
La Argentina encarará una negociación con el FMI para alcanzar un nuevo programa de financiamiento de la deuda por U$S 45.000 millones contraída durante el Gobierno de Mauricio Macri.
Con el Club de París, por su parte, en mayo vence el plazo para el pago de un compromiso de alrededor de U$S 2.500 millones.
En ese marco, Francisco pidió la semana pasada al FMI y al Banco Mundial una «reducción significativa de la deuda» a países pobres, en lo que consideró «un gesto profundamente humano». (Télam)

La inflación va a ser alta
El ministro de Economía, Martín Guzmán, afirmó ayer que «en marzo la inflación va a ser la más alta del año», pero bajará a partir de abril, al participar desde Italia -a través de una video llamada- de una reunión del gabinete económico.
«En marzo la inflación va a ser la más alta del año, pero esperamos una reducción a partir del mes de abril», señaló Guzmán al participar de manera virtual en el encuentro.
Según el ministro, «hay circunstancias coyunturales que han estado afectando a los precios, incluyendo la inflación en alimentos, que es un problema en el mundo y en particular, en esta pandemia».
El titular del Palacio de Hacienda explicó, además, que «a esto se le suman comportamientos que deben corregirse».
«Los sindicatos han mostrado un accionar responsable y alineado con los objetivos de la política macroeconómica, que busca una reducción de la inflación gradual y consistente, junto a una recuperación del poder adquisitivo y del salario», aseguró.
Y afirmó que, «del lado de algunas empresas seguimos viendo comportamientos que se basan en una expectativa de mayor inflación; hace falta más cooperación de su parte para alinear expectativas y comportamientos con los objetivos macroeconómicos».
Guzmán participó del encuentro, que fue encabezado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, de manera virtual desde Roma, donde se encuentra en el marco de una gira que incluye a varios países europeos.
Las consultoras calcularon que la inflación de marzo fue de 3,9%, según los resultados del último Relevamiento de Expectativas del Mercado realizado por el Banco Central.