Inicio El Pais Hallan un pelícano en el valle de Río Negro

Hallan un pelícano en el valle de Río Negro

HABRIA LLEGADO DESDE CHILE POR TORMENTAS

El fin de semana, un vecino que habita un puesto rural al norte de a la ciudad rionegrina de Ingeniero Huergo, halló un ejemplar de pelícano. El animal, que tenía una herida en una de sus alas, deambulaba sin poder volar por lo que alertó a las autoridades. Más tarde, personal de la Dirección de Fauna Silvestre de Río Negro lo rescató y lo puso a resguardo. Es una curiosidad, pero hubo experiencias similares en la Patagonia.
La novedad fue confirmada por el área de Fauna, que depende de la Secretaría de Ambiente y Cambio Climático provincial, con asiento en General Roca. Allí recibieron un llamado del personal policial de la Brigada Rural de Ingeniero Huergo, dando parte de la aparición de un pelícano, ave marina de gran tamaño, en el puesto Fernández, en la zona de bardas norte de esa localidad.
El domingo, la familia residente en el lugar, se encontró con la sorpresa a la media mañana, cuando en el patio de su vivienda, apareció este ave de gran tamaño y rápidamente dieron aviso a la policía. Fue así que llegaron al lugar agentes de Fauna acompañados por efectivos policiales de Ingeniero Huergo, y procedieron al rescate del animal y posterior traslado al zoológico Bubalcó, situado entre General Roca y Allen, donde se encuentra a resguardo.
Revistas especializadas señalan que este tipo de pelícano habita las costas del Pacífico de Perú y Chile, llegando por el sur hasta el Canal de Beagle frente a la isla Picton, siendo accidental en Argentina. Los casos más cercanos a éste se dieron en los lagos Puelo y Fagnano.

Características.
En Chile es llamado pelícano, huajache o alcatraz, en Argentina es llamado pelícano pardo, en cambio en Perú se le llama pelícano peruano, también es conocido como pelícano de Humboldt o pelícano alcatraz.
Estas aves suelen medir 1,1 metros de largo y sus alas pueden alcanzar una envergadura que sobrepasa los 2,28 metros. Posee un gran pico de color amarillo con una bolsa debajo (llamada bolsa gular) que utiliza para capturar y guardar los peces con que se alimenta. Su plumaje es de color pardo oscuro en el dorso mientras que su frente, pecho y cuello son de color blanco. La parte dorsal de este último, se torna parda durante el período reproductivo.
Desde la Dirección de Fauna informaron que se trata de un ejemplar juvenil de esta especie de ave marina, que se alimenta de peces, y analizan por qué apareció muy lejos de su hábitat que es la costa del Océano Pacífico. Presumen que habría llegado a la región desorientado por fuertes tormentas que en los últimos días azotaron la zona cordillerana.