Hallaron una balsa en el operativo búsqueda del ARA San Juan

El vocero de la Armada, Enrique Balbi, confirmó este martes que se halló una balsa en el marco del operativo de búsqueda del submarino ARA San Juan, pero que no correspondía a la nave, en tanto que se suman nuevos buques con medios tecnológicos al operativo.
La balsa fue divisada por una aeronave y pudieron acceder a ella la corbeta Rosales y el destructor Sarandí, en el marco de una “maniobra muy complicada” y “de riesgo”, según precisó Balbi.
El vocero precisó que se comprobó que “no corresponde al sumbarino”.
Balbi precisó también que desde un avión P8 de los Estados Unidos se divisaron “bengalas blancas”, que no corresponderían al submarino, aunque el episodio se sigue investigando.
Añadió que desde Comodoro Rivadavia “están por zarpar dos buques que van a llevar material voluminoso de alta tecnología” para ser utilizado en la zona de la búsqueda.
Balbi, además, sostuvo que el notable mejoramiento en las condiciones climáticas en la zona de búsqueda favorecerían el barrido submarino por parte de buques afectados a los rastrillajes.

Clima.
Las olas de seis metros de altura y los fuertes vientos, dieron lugar a buen clima, con ráfagas no superiores a los 30 kilómetros por hora favorable a los esfuerzos para encontrar el sumergible con navíos, aeronaves y recursos de una decena de países. Se espera que las condiciones climáticas buenas se mantengan al menos hasta este miércoles, cuando se produciría una nueva situación de inestabilidad.
“Las olas de hasta solo van a permitir el barrido marino por parte de los buques”, expresó Balbi en un parte emitido a las 11, una hora después de lo previsto.
El tiempo no había acompañado la intensa búsqueda del submarino de la Armada Argentina.
Al referirse al posible origen de la balsa, después de constatarse que no hay ningún naufragio, el vocero sostuvo que “pudo haberse desprendido de una embarcación por las malas condiciones de tiempo”.
El capitán de la misma fuerza Gabriel Galeazzi agregó que por el momento “no se pudo constatar el origen de la balsa ni de las bengalas”.