Hantavirus suma 11 muertos

APARECIERON NUEVOS CASOS EN SALTA Y JUJUY

Un joven de 28 años murió en Salta por Hantavirus y se convirtió en la undécima víctima de esta enfermedad en los últimos meses, aunque las autoridades salteñas aseguraron ayer que se trata de una cepa distinta y menos severa de la que ocasionó la muerte de diez personas en la localidad chubutense de Epuyén.
Se trata de la primera víctima del año en Salta y su deceso ocurrió el 7 de enero último en el Hospital de Tartagal, aunque el diagnóstico fue confirmado por el Ministerio de Salud.
Paula Herrera, jefa de la Sala de Situación del Ministerio salteño precisó que el año pasado “nos notificaron 38 casos positivos en diferentes localidades y siete muertos, y en lo que va del 2019 se notificó hasta ahora un solo caso de Hantavirus”, el del paciente que murió el 7 de enero.
Por otro lado, hay un joven de 19 años internado como “segundo caso sospechoso” de Hantavirus por “presentar todos los síntomas y haber estado cazando en la misma zona” donde contrajo el virus la persona fallecida, en la localidad de Coronel Cornejo, en el departamento San Martín, cuya cabecera es la ciudad de Tartagal.
Las provincias de Salta y Jujuy fueron las que más casos de Hantavirus notificaron entre 2013 y 2018, aunque desde ambas jurisdicciones aclararon que se trata de otra cepa “que no se transmite de persona a persona”, al contrario de la del sur.

Jujuy.
Por su parte, el ministerio de Salud de Jujuy informó ayer un caso de Hantavirus en un hombre de 56 años de la ciudad de San Pedro y señaló que, si bien el paciente permaneció internado, pudo regresar a su casa con una evolución favorable y tratamiento médico.
La confirmación de la muerte por hantavirus en Salta se conoció el mismo día en que el secretario de Salud de la Nación Adolfo Rubinstein viajó a las localidades de El Bolsón y Epuyén, donde existe un brote inusual y se registraron diez muertes por la enfermedad.
Por su parte, la subsecretaria de Atención, Prevención y Promoción de la Salud de Jujuy, Verónica Serra, aseguró que la cepa de esa provincia “es completamente diferente de la del sur del país”.
“Aquí tenemos una variante de hanta que se transmite por la orina del roedor, y que ingresa por las vías respiratorias, mientras que la variante que tiene el sur se transmite de persona a persona además de la inhalación, lo cual lo cual la hace mucho más severa”, afirmó.

Rubinstein.
El secretario de Salud Adolfo Rubinstein aseguró ayer que se hacen “las cosas que hay que hacer y correctamente” para frenar el brote de Hantavirus en la localidad chubutense de Epuyén, que “no se puede decir que está controlado”.
“Nuestra hipótesis es que ha habido una mutación del virus que ha cambiado la vía de contagio: hasta ahora lo que había era un contagio ambiental, es decir que era por la orina del roedor, y lo que se ha modificado es la vía de transmisión de persona a persona”, dijo a la Radio Con Vos.
“Esa modificación en las características del virus es lo que estamos estudiando en el Instituto Malbrán, que es el instituto nacional de referencia”, agregó el funcionario que esta tarde viajará a la ciudad de Esquel y a su vecina Epuyén, donde permanecerá hasta el jueves.
A la hora de evaluar el brote de la enfermedad, afirmó que no puede arriesgarse “a decir que está controlado”. “Lo que sí podemos decir es que se está haciendo lo que hay que hacer y correctamente” y “ojalá con esta intervención empecemos a controlar el brote”, subrayó.
Rubinstein dijo que “es excelente” el trabajo conjunto con la provincia de Chubut, porque “hay una perfecta comunión y trabajo colaborativo entre los equipos” sanitarios. (Télam)