Inicio El Pais "Hasta 40 denuncias por noche"

«Hasta 40 denuncias por noche»

MONTE HERMOSO: SUBEN LOS CONTAGIOS Y LAS FIESTAS CLANDESTINAS

Medio centenar de efectivos policiales, 20 patrulleros y la colaboración de otras dependencias podrían resultar insuficientes para desarticular las fiestas clandestinas que se organizan cada madrugada en Monte Hermoso. La situación sanitaria en el principal destino playero de los pampeanos generó alarma entre las autoridades, preocupadas por el incremento de casos y de fiestas en la última semana: «recibimos entre 30 y 40 denuncias cada noche y es muy preocupante porque estas juntadas hacen que aumenten» los casos positivos, advirtió Jorge Saucedo, secretario de Seguridad de la localidad balnearia.
Desde anoche rigen en Monte Hermoso nuevas restricciones, que suspenden toda actividad entre la 1 y las 6 de la madrugada. En el municipio esperan que el cumplimiento de esta medida contribuya a bajar la curva de contagios y evitar eventuales cambios de fase, que podrían poner en riesgo la temporada. «Muchas familias alquilan propiedades para sus hijos y cuando ellos se retiran, ahí se juntan 10, 15 y hasta 20 chicos en un departamento. A esa edad no tienen conciencia de la gravedad de esas reuniones», agregó Saucedo, en declaraciones a LU 2 de Bahía Blanca.

Futbolista organizador.
El domingo a la madrugada, alertada por los vecinos, la policía y personal municipal acudieron a una vivienda ubicada en La Rioja y Chascomús para desarticular una fiesta clandestina. Allí labraron un acta de infracción al futbolista Alejandro Delorte (ex delantero de Olimpo, actualmente en Sansinena) que se identificó como «organizador». Cada vez que los inspectores municipales intervienen en una reunión ilegal «se labra un acta al propietario del inmueble, que en este caso era Delorte».
Saucedo contó que todas las noches se «realizan operativos de nocturnidad en distintos puntos de la ciudad para controlar horarios de cierre de paradores, prevenir y desarticular juntadas y hacer controles de alcoholemia». Y contó que en los últimos operativos participaron «más de 50 policías y unos 20 patrulleros», con «la colaboración de jefaturas comunales» como Dorrego y Punta Alta.
Si bien «los comerciantes vienen muy castigados y los que han apostado por esta temporada no quieren perder, hay que insistir con el sentido común» dijo. Según el funcionario «los más problemáticos son algunos dueños de paradores en la playa, que no quieren cerrar en el horario establecido y nos hacen perder tiempo. Pero deberían cumplir para que nosotros podamos seguir con nuestra tarea, que es enorme y muy agotadora», concluyó.

Contagios y restricciones.
Para ingresar a Monte Hermoso los turistas deben registrar su permiso en la aplicación Cuidar Verano, aunque no es obligatorio. La localidad se encuentra actualmente en Fase 4, pero con una curva ascendente de contagios que preocupa al municipio. El domingo se registraron cinco nuevos casos, que elevaron a 154 el total de contagiados desde el inicio de la pandemia, con seis fallecimientos.
De ese total, 54 casos aún permanecen activos y la suba de contagios se mantiene en ascenso desde fines del año pasado. Hasta el 23 de diciembre Monte Hermoso registraba un total de 74 casos, pero desde entonces esa cifra se duplicó: en dos semanas se confirmaron 80 nuevos contagios. Y la tendencia es ascendente: en los últimos 14 días el promedio fue de 4,4 casos diarios y en la última semana, de 4,9.

Se esparcen en todo el país
El descontrol juvenil de Monte Hermoso se repite a lo largo y ancho del país, y mientras siguen subiendo los casos, las reuniones ilegales representan el obstáculo más importante para desarrollar con éxito la temporada turística. En un intento por desalentar estas reuniones en la costa atlántica, el gobierno bonaerense decidió castigar a sus organizadores con multas superiores a los 3 millones de pesos, medida que podría extenderse a otros destinos.
Desde que comenzó la temporada las reuniones nocturnas con fines de diversión y sin respetar medida alguna de prevención sanitaria resultan el talón de Aquiles de la estrategia contra el virus. Pero después de año nuevo la situación se descontroló y durante los tres primeros días del año se desactivaron fiestas clandestinas en todas las provincias. Solo en Mendoza, el fin de semana se desarticularon 47.
Entre el sábado y el domingo últimos, en vísperas de las nuevas restricciones, proliferaron los encuentros de jóvenes en innumerables escenarios, plazas, parques, playas, quintas y viviendas particulares. Hasta hicieron una fiesta en medio del río Paraná, frente a la capital correntina. sobre un banco de arena al que solo se puede llegar en lancha. Y en Mar del Plata fueron clausurados tres bares y un boliche además de desarticular unas 20 fiestas clandestinas, algunas con más de 200 asistentes.

En Facebook.
En La Plata, la policía bonaerense descubrió más de mil personas en una fiesta, y en Córdoba generó revuelo un operativo policial en una vivienda del barrio las Flores donde había 400 personas. Noticias similares llegaron desde Santa Fe, La Rioja y Neuquén, además de Bariloche, cuyo sistema de salud está al borde del colapso y donde el concejo deliberante también evalúa implementar multas astronómicas para desalentar a los organizadores.
«Es un tema muy difícil de controlar. Hasta observamos anuncios de fiestas en Facebook, llamamos a sus organizadores para advertirles y las hicieron igual. Así que el lenguaje que viene ahora es elevar mucho más las multas» confesó el intendente, Gustavo Gennuso.