Inicio El Pais "Hay que construir un país de encuentros"

«Hay que construir un país de encuentros»

ALBERTO FERNANDEZ PRESENTO MEDIDAS PARA EL SECTOR INDUSTRIAL

El presidente Alberto Fernández sostuvo el miércoles que el Gobierno nacional no cree «en un país sin industrias», ya que eso implicaría «un país dependiente, sin trabajo y sin futuro» y afirmó que es «imposible pensar en un capitalismo sin una industria floreciente, pujante, que invierta a riesgo y dé trabajo».
Acompañado por el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y el titular de la Unión Industrial Argentina (UIA), Miguel Acevedo, el Presidente estuvo en el Centro de Operaciones de Sinteplast en el partido bonaerense de Ezeiza para participar en el acto por el Día de la Industria.
«Ser industrialistas no es estar en contra de nadie sino pensar en una Argentina de grandeza y no hace falta que para que una industria crezca, otro padezca: hoy veo cómo el campo y la industria hacen un esfuerzo juntos para poner valor agregado», agregó.El discurso presencial fue antecedido por una serie de anuncios a cargo de Kulfas, quien presentó créditos para el sector por 455.000 millones de pesos para reactivación productiva de las pymes y financiamiento del cambio estructural.
La creación de un sistema de Banca de Desarrollo que coordine la oferta de financiamiento para incrementar el impacto de los beneficios y la profundidad del crédito fue otra de las medidas.
«Hay que construir un capitalismo en el que la industria sea central y una Argentina de encuentros, no de disputas, donde puedan sentarse juntos los que producen, los que trabajan y el Estado», dijo Fernández ante las autoridades de la UIA.
Entre otras de las medidas anunciadas, se encuentran un Plan de Transformación Digital PyME y Plataforma Industria Argentina 4.0 y un Programa Nacional para el Desarrollo de Parques Industriales, que busca asistir y desarrollar 300 parques industriales y tecnológicos en el período 2020-2023.

Presupuesto.
El mandatario agregó que su Gobierno no anuncia «presupuestos que cambia una semana más tarde ni pone metas de inflación que duran 15 días», sino que «trabaja seriamente».
«A mediados de septiembre, van a conocer nuestro Presupuesto y tendrán claramente la mirada del Gobierno sobre lo que creemos que se puede hacer y de cuáles son los límites fiscales que nos estamos poniendo; no es producto de la improvisación», apuntó.

Medidas.
Entre las medidas anunciadas, hay un apoyo de 1.400 millones de pesos a empresas nacionales que sean o aspiren a ser proveedoras en sectores estratégicos y de alto impulso como el petróleo y gas, la minería, automotriz, industria ferroviaria y naval.
Además, las pymes recibirán Aportes no Reembolsables (ANR) del Ministerio de Desarrollo Productivo por hasta un 70% del proyecto, o bonificación de hasta 10 puntos de tasa a empresas que inviertan en bienes de capital, certificaciones, desarrollos de productos.
En cuanto al Plan de Transformación Digital PyME y Plataforma Industria Argentina 4.0, se incluye un financiamiento público de 2.500 millones de pesos a tasas bonificadas e incentivos fiscales.
En tanto, habrá más de 3.000 millones de pesos de aportes y financiamiento en los próximos 12 meses para 48 parques industriales y tecnológicos en todo el país, con el objetivo de asistir y desarrollar 300 parques en el período 2020-2023.
Estuvieron presentes también en el acto el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof.

CAME.
La Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) aseguró que «el horizonte de recuperación se ve más cercano», al entender que a partir de noviembre se podrá dar «una suave reactivación en la industria pyme».
Así lo expresó la entidad en un comunicado por la celebración del Día de la Industria, al señalar que la proyección de una caída esperada de 13,5% del sector para este año, aunque para los próximos seis meses sólo 11% de los empresarios del sector cree que la economía puede seguir cayendo.
«Desde CAME estimamos que, si la situación sanitaria se estabiliza en octubre, a partir de noviembre comenzará a observarse una suave reactivación en la industria pyme», señaló la entidad empresaria.
Para CAME, la industria argentina tiene una historia de «encuentros y desencuentros, que desde 2003 comenzó a saldarse tras la decisión de ponerla como pilar en el desarrollo nacional».
«Se entendió que es difícil pensar el desarrollo sin industria, pero a la vez no hay industria sin un Estado que acompañe, regule y genere condiciones para su crecimiento», enfatizó la entidad al destacar que «aún así, ese objetivo no termina de alcanzarse». (Télam)