Inicio El Pais "Hay que saber priorizar el gasto"

«Hay que saber priorizar el gasto»

A TRES DIAS DE ASUMIR, FERNANDEZ ASEGURO QUE EL GOBIERNO DE MACRI MINTIO MUCHO

Alberto Fernández reiteró ayer sus críticas al gobierno saliente de Mauricio Macri por su gestión económica, al tiempo que reivindicó la designación de Martín Guzmán como ministro de Economía y planteó cuál es el eje de la negociación con el FMI: «Mi idea es no seguir ahogando a los argentinos». «Los que critican a Guzmán son los que destruyeron a la Argentina», dijo Fernández en declaraciones radiales desde Catamarca, adonde viajó para asistir a la inauguración de una plaza con el nombre de Raúl Alfonsín.
«Lo conozco hace muchos años y trabajo en el Estado antes de hacer su carrera de investigador en los Estados Unidos», dijo para defender el nombramiento. Desmintió que Guzmán no esté al tanto de lo que ocurre en el país: «Viene cada tres o cuatro meses a dar conferencias y conoce los números mejor que muchos funcionarios del actual Gobierno».
«Se dedica a deuda y macroeconomía en la universidad de Columbia», dos cuestiones que el presidente electo ponderó para su gestión. También se refirió a la cercanía del economista con el Premio Nobel Joseph Stiglitz, valoró su «enorme calidad» y confió en que ayudará a «dar vuelta la página para cambiar la lógica que nos llevó a los mismos resultados con el Fondo».

«Han mentido mucho».
Respecto de la herencia macrista, dijo que el aspecto fiscal es «inmenso» y mencionó ejemplos como que «se dejaron de pagar erogaciones a proveedores y no reparten comida en las cárceles». Resumió la situación: «Se va un gobierno que ha mentido mucho y vendrá uno que tiene que resolver los problemas; no hay que engañar a nadie, nos va a costar salir y no vamos a estar bien de un día para el otro».
Acerca del fin del gobierno macrista, sostuvo que «es asombroso que diga que pidió dinero para pagar deuda», ya que el país se había desendeudado antes de 2015. «Pensábamos que nunca íbamos a tener este problema de vuelta», concluyó.

Prudencia.
Fernández reivindicó su idea de que haya medicamentos mucho más accesibles a los jubilados «que pagan un tercio de sus ingresos en remedios» y criticó la suba de precios del último mes «por temor a un congelamiento». Dijo que la crisis «afecta a todos, las empresas están mal, suben los precios y están peor». Recordó que «la venta de leche cayó un 30 por ciento» y que «algo está mal si Arcor presenta dos balances negativos y cierran pymes».
Fernández subrayó ayer que le pidió a los integrantes de su Gabinete que tengan «prudencia» para no generar cortocircuitos internos y que entiendan las «prioridades», ya que remarcó que algunos «pueden esperar un poquito a la hora de pedir recursos» para sus carteras. «Les pedí prudencia, porque ciertos medios nos quieren hacer pelear, y que nunca más nos enfrentemos, porque cuando nos peleamos aparecen los Macri, que nunca más cometamos ese error», sostuvo el futuro mandatario.

Prioridades.
El próximo jefe de Estado también se refirió a lo que será el próximo Presupuesto y el reclamo que tendrá por parte de cada uno de los funcionarios del Gabinete. «Es muy importante que los ministros sepan cuáles son las prioridades, porque algunos tienen temáticas que por ahí pueden esperar un poquito a la hora de pedir recursos, y otros tienen temas centrales: Desarrollo social, Economía, Trabajo», manifestó y agregó: «Les dije que vamos a encontrar tierra arrasada, por lo que hay que saber priorizar muy bien el gasto y hoy la prioridad son los que están mal, ese 40 por ciento en la pobreza y los jubilados, los que ganan menos y los que no tienen trabajo».
En ese sentido, Alberto Fernández afirmó que «el 10 de diciembre va a empezar a cambiar el rumbo que tiene la Argentina, pero no va a ser fácil». «Va a ser paso a paso, como decía el filósofo (Reinaldo) Mostaza (Merlo), pero no va a ocurrir de un día para el otro. Vamos a hacerlo de tal modo que los que peor estén sientan desde el primer día alguien está ocupándose de ellos», añadió.
Asimismo, destacó que los nombres por los que se inclinó terminaron formando «un Gabinete pensado para que esta fuerza política que nació, el Frente de Todos, dure mucho tiempo, donde todos los actores del Frente de Todos participan, tienen un rol, una obligación». «Traté de buscar gente nueva, que no haya tenido experiencias ministeriales previamente, salvo el caso de Ginés (González García) y Agustín (Rossi), que son dos amigos que conozco hace muchos años y a los que recurrí porque no había mejores que ellos», concluyó. (Página12/NA)