Inicio El Pais "Hay que terminar con los desencuentros"

«Hay que terminar con los desencuentros»

ALBERTO FERNANDEZ ENCABEZO ACTO JUNTO A CAPITANICH

El presidente Alberto Fernández llamó ayer «a terminar con la cultura de los desencuentros y a superar las diferencias», aseguró que la pandemia «poco a poco se va desvaneciendo» gracias «al plan de vacunación, que ahora apunta a los jóvenes y luego lo hará con los niños y niñas» y expresó su deseo de que lo que sucedió como consecuencia del coronavirus «no sea en vano» y concluyan «las antinomias» en el país.
«El tiempo de desencuentro se terminó en Argentina. No peleemos más entre nosotros, demos vuelta la página del desencuentro, miren todo lo que tenemos por hacer, miren todo lo que tenemos que hacer por este norte», dijo Fernández, al inaugurar en Chaco obras de pavimentación de un tramo de 40 kilómetros de la Ruta Provincial 7 y anunciar la urbanización del barrio La Rubita y la construcción de un Centro Territorial Integral para Políticas de Género y Diversidad.
El jefe de Estado aseguró que no le gusta «vivir en una Argentina donde la opulencia está en el centro» y reiteró su compromiso de volver a ser una nación federal, porque «en los hechos no lo es», y en la que «todo el país crezca con las mismas posibilidades de desarrollo», tras recordar que fue hijo de un riojano, una provincia que como todo el norte «sufrió el olvido».
Fernández lamentó que «se haya tardado tanto en satisfacer derechos» en el Norte Grande, y sostuvo la necesidad de reparar esas postergaciones cimentadas en décadas, algo que dijo lo «obsesiona» para que «todos puedan construir su futuro en el lugar donde nacen», que puedan «crecer, estudiar y trabajar, tener una universidad y una escuela cerca», y no que alguien «tenga que pensar en irse a una gran ciudad a buscar un futuro porque acá no lo encuentra».
En ese sentido, el mandatario indicó que «acá están ustedes construyendo la Patria, como cualquier argentino en otra latitud», y prometió «ir reparando de a poquito las injusticias» cimentadas en décadas.
«Ese derecho que tengo como porteño lo quiero para todos los argentinos», expresó Fernández, y recordó que «la Argentina se centró en su puerto y aquellas regiones más alejadas fueron las más olvidadas, y eso le pasó a Chaco», reseñó.
Apoyado en el video institucional que pasaron en el acto, donde una ciudadana dijo que por primera vez vio pasar un colectivo, el mandatario dijo esperar que ese testimonio sirva para «que se den cuenta el tamaño de desigualdad que tiene la Patria» y puntualizó que «por esta ruta se transportarán ustedes, podrán conectarse y llevar la producción a distintos lugares del país, y eso es lo más importante».
Fernández señaló que las obras para la urbanización del barrio La Rubita «están financiadas con el aporte solidario a las grandes fortunas», y agradeció «a todos los que hicieron ese aporte», porque gracias a ello «es posible mejorar la vida de 3.000 argentinos que viven acá» y «le dan dignidad a la gente».
El mandatario estuvo acompañado por los ministros del Interior, Eduardo de Pedro; de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; de Desarrollo Social, Daniel Arroyo; y de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta; y el gobernador Jorge Capitanich.
Fernández inauguró un tramo de 40 kilómetros de la ruta provincial 7, entre Presidencia de la Plaza y Colonias Unidas, en el noreste chaqueño.
Según se informó oficialmente, la obra estuvo paralizada entre junio de 2019 y el mismo mes de 2020, cuando el Gobierno nacional la reactivó, lo que requirió una inversión total de 1.086 millones de pesos y generó unos 80 puestos de trabajo.

Capitanich.
El gobernador chaqueño, Jorge Capitanich, resaltó el trabajo conjunto con el gobierno nacional «para atraer la inversión pública-privada y crear empleos», y así «poner a la Argentina y al Chaco de pie a través de la construcción de rutas, viviendas, acueductos, agua potable, y muchas más obras de infraestructura que mejoren la calidad de vida de nuestro pueblo».
«Sentimos con orgullo que el Norte Grande, que inspiró a San Martín, a Güemes y a Belgrano, está en las venas de cada uno de nosotros y que esa bandera que levantamos todos los días, la podemos palpar hoy en cosas concretas», dijo Capitanich durante el acto.
El gobernador trazó un detalle de las obras de infraestructura que se están realizando en distintos sectores de la provincia y precisó que el Chaco, «con diferentes fuentes de financiamiento, presupuestos propios y aportes nacionales e internacionales, ejecutará este año «entre 48.000 y 50.000 millones de pesos», lo cual implican «30.000 empleos directos e indirectos».
«También atraemos cerca de 30.000 millones de pesos de inversión privada para 10.000 empleos privados, en una estrategia para el desarrollo» en distintos sectores, en una tarea codo a codo con el gobierno «porque tenemos la obligación de garantizar derechos», afirmó.
Al referirse al tramo de la ruta inaugurada, Capitanich remarcó la «magnitud de esta obra», que en total tiene unos 80 kilómetros y que la vía, ubicada en el centro este de la provincia.
El gobernador destacó, por otra parte, la conducción que Presidente tiene de la pandemia de coronavirus, a quien le señaló: «Usted enarboló claramente un liderazgo para proteger y cuidar la vida de muchos argentinos y chaqueños, y valoramos que cuando estuvimos en las peores condiciones, usted estuvo con nosotros». (Télam)