Inicio El Pais "Invisibiliza la violencia sexual"

«Invisibiliza la violencia sexual»

ABOGADAS FEMINISTAS AFIRMARON QUE LA FRASE DE RIVAROLA ES "DOCTRINARIA"

Abogadas feministas cuestionaron ayer la frase «desahogo sexual» utilizada está semana por un fiscal para referirse a una violación grupal, uno de los tantos términos que aún se utilizan en la «justicia patriarcal», según coincidieron las letradas en diálogo con Télam. En 2012 una adolescente de 16 años fue violada por un grupo de seis jóvenes -cuatro señalados como autores de la violación y dos cómplices-, en Puerto Madryn, Chubut, pero en enero del año pasado decidió hacer público el delito de violencia sexual a través de una publicación en Facebook. Hecha pública la denuncia, el titular de la Fiscalía de Rawson, Fernando Rivarola, actuó de oficio.
«El Código Procesal habilita la investigación de oficio para casos de violencias sexuales a victimas menores de edad, con asentimiento de la víctima», explicó a Télam, la abogada Alejandra Toledo, que integra la Multisectorial de Mujeres y Disidencias de Chubut, el Comité de América Latina y El Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer (Cladem) y la cátedra de Género y Derechos Humanos de la Universidad Nacional de la Patagonia. «La acompañamos. Ella no se presentó como querellante, lo evaluó y no quería exponerse. No quería venganza. Consideró que lo mejor era que el fiscal siga con la investigación y en todo momento estuvo informada», relató la abogada.

Doctrina.
En el mismo sentido se pronunció el Ministerio Público Fiscal (MPF) de Chubut cuando esta semana informó que «tanto ella como su familia reciben detallada información del proceso, participan de las decisiones procesales, reciben protección y asistencia victimológica. Toda decisión asumida por la Fiscalía ha sido consensuada con ella». En este contexto, Rivarola emitió un dictamen para pedir un juicio abreviado que elevó al juez penal Marcelo Nieto di Biase por «abuso sexual simple» para tres de los jóvenes, aludiendo a un «accionar doloso de desahogo sexual».
«Quienes trabajamos en el Derecho no nos sorprendimos, porque este tipo de frases, de fórmulas, son muy utilizadas. Están en los manuales y tratados que estudiamos y nos sirven de doctrina para fundar las argumentaciones. Quizás son muy buenos en la dogmática penal pero sin perspectiva de género, escritos hace años por varones en otro contexto histórico», comentó la abogada feminista Sabrina Cartabia.
Tanto Cartabia como Toledo explicitaron que lo que se cuestiona es la utilización de la frase «desahogo sexual» para hablar de violación y «de ninguna manera la decisión de la víctima». «Esta lectura que hizo el fiscal lo que invisibiliza es la violencia sexual, que tiene que ver con el poder, personas que hacen esto porque un sistema los avala. Y la prueba es que aún se utilicen estas palabras que son irrespetuosas de los derechos de las mujeres, de las personas que pasaron por una situación de violencia sexual», destacó Cartabia.
Toledo en tanto insistió en que la frase «no está en ningún Código, es doctrinaria. Totalmente normalizada por la justicia patriarcal. Es un término de la jurisprudencia patriarcal que ofende al sentido común social». Y que «demuestra la desconexión que tiene ese fiscal con la perspectiva de género», añadió Cartabia.

Ministra.
Toledo confirmó que la víctima «está acompañada por el Ministerio de las Mujeres nacional». Ayer arribó a esa provincia la ministra Elizabeth Gómez Alcorta que decidió viajar porque «se trata de un caso emblemático para poner en la agenda política la necesidad de repensar los poderes judiciales para que tengan perspectiva de genero», declaró Gómez Alcorta.
También contó que «hablamos sobre cómo poner en la agenda política y judicial las transformaciones que necesitamos para que no tengamos que seguir alarmándonos frente a cada uno de estos hechos, como el que nos trajo hasta acá». (Télam)