Inicio El Pais Jubilados: aumento del 13% y vuelven los remedios

Jubilados: aumento del 13% y vuelven los remedios

TAMBIEN ALCANZA A LOS BENIFICIARIOS DE LA ASIGNACION UNIVERSAL POR HIJO

El gobierno Nacional anunció este viernes que los jubilados, pensionados y beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo recibirán un aumento del 13 por ciento a partir de marzo. Además anunciaron una lista de 170 medicamentos que serán gratuitos para los afiliados al PAMI.

Los haberes mínimos de jubilados y pensionados aumentarán un 13 por ciento desde marzo, anunció ayer el presidente Alberto Fernández, que detalló además que idéntico porcentaje subirán los montos de la Asignación Universal por Hijo (AUH) y las demás asignaciones familiares, en una conferencia en la que se dio a conocer además que habrá un grupo de 170 medicamentos gratuitos para los afiliados al PAMI.

El incremento, que percibirá la totalidad de los beneficiarios del régimen general, estará compuesto por una suma fija de 1.500 pesos más un monto extra del 2,3 por ciento. «Nos dispusimos desde el primer día a mejorar la situación de los que peor estaban y es lo que hicimos y seguimos haciendo. Es atender en este caso la situación de los
jubilados», aseguró Fernández.

El mandatario hizo los anuncios en Casa de Gobierno, junto a los directores del PAMI, Luana Volnovich, y de la Anses, Alejandro Vanoli, quienes luego respondieron preguntas de la prensa. «Los jubilados estaban muy postergados a pesar de que se dijo que se pusieron fórmulas que los beneficiaban», ironizó el presidente, que detalló que el 86,8 por ciento del total de los beneficiarios recibirá un aumento mayor al 11,56 por ciento que hubieran percibido con la fórmula de movilidad previa.

Fernández cuestionó que cuando el Ejecutivo suspendió la llamada Ley de Emergencia Solidaria hubo sectores que «decían que habíamos congelado las jubilaciones». «Y se dan cuenta que nuestros jubilados han recibido en su inmensa mayoría un incremento sustancialmente superior al que les hubiera correspondido si hubiéramos aplicado la fórmula que nosotros derogamos», rescató.

Asignaciones.

Esa cifra de 13 por ciento que aumentarán las jubilaciones también se incorporará al haber de los 4,1 millones de beneficiarios de la AUH y de los 3,2 millones que reciben asignaciones familiares. En ese sentido, aseguró que en los últimos años los jubilados fueron «perdiendo derechos a tener medicamentos adecuados para poder sostener su salud cuando así lo necesitaran», al igual que «derechos a tener ingresos adecuados frente a una Argentina que vivía una inflación del 53 por ciento».

«Los que más tienen deben hacer el esfuerzo de ayudar a los que están en peor situación. Nosotros hemos recurrido a gran parte de los recursos que nuestro país nos ha dado para poder cubrir esta erogación que hace que hoy: mientras el PAMI gastaba alrededor del 26 por ciento de todo su gasto en medicamentos, hoy empiece a invertir el 34 por ciento de esos recursos para mejorar la llegada de los medicamentos a los jubilados», agregó.

Fórmula

También explicó que el gobierno había «derogado» aquella fórmula de aumento en las jubilaciones, enviada al Parlamento por la entonces administración de Mauricio Macri, porque «era una fórmula, en términos fiscales, de una gran irresponsabilidad» y remarcó que su vocación es «trabajar fiscalmente con seriedad» pero «sin olvidarnos de la obligación» del Estado frente a los adultos mayores. «Cuando leo que muchos se rasgan las vestiduras porque postergamos el pago de un Bono Dual, que en verdad era un bono dolarizado encubierto, lo que tienen que saber es que vamos a seguir privilegiando a los que más necesitan por sobre los especuladores», apuntó el mandatario, para luego enfatizar que el Gobierno cumplirá con sus «obligaciones» pero «no a costa de los que menos tienen». Y, agregó: «Alguien que cobra la jubilación mínima hoy destinaba el 30 por ciento de su jubilación a pagar medicamentos. Eso debe ser tomado como un salario indirecto. Es un ingreso indirecto. Dinero que van a dejar de gastar en medicamentos y que podrán destinarlo a los que los jubilados necesiten».

Comisión

A su turno, Vanoli resaltó que «por primera vez en décadas, en un Estado en crisis, la crisis no la pagan los más vulnerables» y también insistió que la «suspensión» de la fórmula jubilatoria «no fue hecha para hacer ajuste», sino que se contempló «un criterio de redistribución y solidaridad» para atender a ese segmento social en este «contexto de crisis» y que se puedan «mejorar y elevar en términos reales los haberes de los que menos tienen». El director de la Anses confirmó también la creación de una comisión integrada por funcionarios, diputados y senadores para que determine la nueva fórmula de movilidad que «permita la sustentabilidad económica» y «garantice el poder adquisitivo en términos reales para los jubilados».

«La anterior fórmula jubilatoria no respondió a ninguno de estos dos criterios. Ni generó sustentabilidad económica ni permitió proteger el poder adquisitivo de los jubilados. Yo espero que en junio ya esté establecida la nueva fórmula y, si no, el Poder Ejecutivo queda facultado por la ley para establecer el aumento que entienda conveniente», precisó. (Télam)