Inicio El Pais Jueces alertaron por la superpoblación de las cárceles federales argentinas

Jueces alertaron por la superpoblación de las cárceles federales argentinas

Un grupo de jueces de todo el país alertó al Poder Ejecutivo sobre la crítica situación de superpoblación que existe en las cárceles federales y reclamó la intervención de la Corte Suprema de Justicia.

En un encuentro anual desarrollado en las Termas de Río Hondo, jueces de tribunales orales, tanto federales como provinciales, decidieron aprobar el documento con la advertencia al Poder Ejecutivo y el pedido de intervención de la Corte en este asunto.

La situación carcelaria llegó al límite y en marzo pasado el gobierno nacional dictó la emergencia penitenciaria: hay en la actualidad declarados 14.397 detenidos, cuando el cupo es de 12.235.

Superar el límite por más de 2.000 personas se suma a que no habrá ampliaciones o construcciones de nuevas cárceles hasta al menos el año próximo.

En el encuentro, los jueces le reclamaron al Ministerio de Justicia que adopte alguna medida para mejorar la superpoblación.

Además, pidieron que la Corte Suprema dentro de su competencia cree una secretaría penitenciaria para abocarse al asunto.

En la exhortación al ministro de Justicia, Germán Garavano, los jueces le pidieron una serie de medidas, como reforzar el personal penitenciario, proveer los recursos necesarios para la vivencia diaria de los presos en las cárceles y garantizar los cupos educativos y laborales.

Es que con el aumento de la cantidad de presos, los organismos de derechos humanos denunciaron los escasez de recursos, pero también la falta de cupos laborales y educativos.

Además, los jueces le pidieron al Ministerio de Justicia que garantice el otorgamiento de pulseras magnéticas, ya que así podrían otorgarse medidas alternativas a la detención en caso de delitos menores.

Justamente, uno de los puntos que señalan los jueces consultados por NA es que el Poder Ejecutivo promovió leyes para que aquellos que reinciden en el delito, más allá de que sean penas menores (como puede ser un hurto), vayan detenidos, algo que incrementó la cifra de presos en los últimos meses.

Otro de los puntos del documento está referido al sistema de videoconferencias, para intentar que puedan tener un buen funcionamiento, ya que los traslados en los últimos meses eran casi imposibles, porque gran cantidad de unidades móviles del Servicio Penitenciario Federal estaban fuera de servicio.

En las últimas semanas, en el marco de distintos hábeas corpus o bien de amparos presentados por la situación de distintas unidades de detención afectadas por la superpoblación, quedó en evidencia el cruce entre jueces e integrantes del Poder Ejecutivo. (NA)

Foto: laizquierdadiario.com