Kicillof criticó al gobierno nacional

"NO TIENEN NI UNA SOLA BUENA NOTICIA PARA MOSTRAR, POR ESO HABLAN DE CRISTINA"

El diputado nacional -por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires- del Frente para la Victoria, Axel Kicillof, embistió ayer contra el gobierno nacional al considerar que “no tiene ni una sola buena noticia para mostrar”, y reflexionó que es por esa razón que “que tiene que hablar de Cristina” (Fernández de Kirchner) y de la “pesada herencia”.
“No tienen ni una sola buena noticia para mostrar, por eso tienen que hablar de Cristina”, evaluó Kicillof al participar de la inauguración del Centro Cultural Rodolfo Walsh en la ciudad bonaerense de Quilmes, donde estuvo acompañado por el intendente de la localidad bonaerense de Avellaneda, Jorge Ferraresi, y por el rector de la Universidad Nacional de Quilmes, Mario Lozano.
También participó el quilmeño Carlos Bianco, profesor de esa casa de estudios, ex funcionario de la cancillería Argentina y miembro del equipo del ex titular de la cartera de economía.
Según opinó, el oficialismo continúa con su campaña de “hostigamiento mediático” contra la anterior gestión para tapar los problemas ocasionadas por la política económica aplicada en los últimos nueve meses.
El último ministro de Economía y Finanzas Públicas de Cristina Fernández de Kirchner aseguró que los referentes del oficialismo gobernante “inventaron la ‘pesada herencia’ cuando la economía empezó a no dar buenos resultados”.
Por otra parte, cargó, sin hacer nombres propios, contra los dirigentes del peronismo que proponen moldear una oposición más moderada que no confronte con el gobierno nacional, licuando el perfil del Frente para la Victoria.
“No se puede especular con la gente. No se puede estar midiendo todo el tiempo hasta dónde ‘conviene’ oponerse. Siempre que se afecten los derechos del pueblo, hay que estar ahí para defenderlos”, esgrimió el diputado de La Cámpora.

“Desenmascarar la mentir”.
En tanto, Kicillof invitó a los presentes a desenmascarar la “mentira y el engaño de la campaña macrista”, tras considerar que las promesas asumidas por el entonces candidato presidencial Mauricio Macri el año pasado eran “puro marketing” y no representaban un compromiso genuino.
“No intentaron nunca entender al pueblo, fue puro marketing. Por eso me gusta decir que se trató de una estafa electoral y eso el pueblo lo va a castigar”, disparó el legislador del FpV.
“Por eso nuestra fuerza está en la calle, al lado del pueblo. Estando junto a la gente sabemos que no nos vamos a equivocar. Ese es el lugar de la unidad”, remarcó Kicillof, que enfatizó en la necesidad de generar un frente ciudadano que convoque a un espacio amplio y plural para construir una nueva mayoría social.
Asimismo, Axel Kicillof felicitó a los integrantes de la agrupación Rodolfo Walsh por la inauguración de la nueva sede partidaria, y llamó a la militancia a motorizar el vínculo “cara a cara” con los ciudadanos para explicarles que recuperar el proyecto nacional y popular “no es una utopía”.

“Cara a Cara”.
“El diálogo cara a cara nos va a ayudar a explicarle a todos que no es una utopía, que es posible un país distinto, porque lo vivimos durante 12 años, donde crecimos, incluimos, nos industrializamos. Por eso es que tenemos que avanzar, tenemos que ser mejores, no soñamos con volver a 2015, soñamos con volver a tener una Argentina mejor, con más inclusión, con más soberanía”, finalizó Kicillof durante el cierre del acto.
A su turno, el jefe comunal de Avellaneda, Jorge Ferraresi -vicepresidente del Instituto Patria- afirmó: “A los que nos dicen desestabilizadores y golpistas, que se queden tranquilos, nosotros vamos a volver a la Casa de Gobierno de la mano del pueblo, con su voto”. (NA)