Inicio El Pais La actividad económica bajó un 20,6%

La actividad económica bajó un 20,6%

UNA FAMILIA NECESITO $ 43.811 PARA NO SER POBRE

El nivel de la actividad económica registró en mayo un retroceso de 20,6% en relación a igual mes del año pasado, con lo que recortó en parte la caída de 26,3% de abril último, informó el miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).
Respecto a abril pasado, el Estimador Mensual de la Actividad Económica registró en mayo una mejora del 10%, debido a la apertura de algunas actividades en distintas partes del país tras el fuerte parate del mes previo por las medidas de aislamiento sanitario para prevenir el avance del coronavirus.
Salvo el sector pesquero, cuya actividad creció 61% interanual debido a que en mayo del año pasado estuvo casi paralizado, el resto de los rubros presentaron importantes bajas interanuales.
Así el sector agropecuario bajó 10%, la explotación de minas, canteras y yacimientos, -20,3%; la industria, -25,7%; y la distribución de agua, gas y electricidad, -5,1%.
Otros rubros que presentaron importantes retrocesos fueron la construcción, con una fuerte caída del 62,2 %; el comercio mayorista y minorista, con una merma del 20,9% interanual; el sector hotelero y turismo, con una sensible del 74,3% respecto a igual mes de 2019.
Al dar cuenta de la metodología empleada para confeccionar este índice, el Indec precisó que en lo que respecta al sector hotelero, que no tuvo actividad con fines turísticos, tal como registró la Encuesta de Ocupación Hotelera (EOH), sí prestó servicios con fines sanitarios por la cuarentena preventiva para morigerar el coronavirus.
En lo que respecta al nivel de actividad, el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, en declaraciones a la prensa formuladas la semana pasada, dijo que en mayo se vio «con claridad que ha habido una recuperación importante del nivel de actividad en la mayoría de las provincias, que se evidencia con el crecimiento del nivel de actividad industrial de mayo respecto de abril».
«Tenemos el deber histórico de cuidar el entramado productivo y acotar el daño que genera la situación a nivel internacional y además la obligación de pensar en el futuro y lo que necesitamos para la Argentina de los próximos diez años y que vuelva a crecer, generando nuevas condiciones productivas para el desarrollo económico y social», agregó Kulfas.
De cara a la pospandemia, el Ministerio de Desarrollo Productivo puso en marcha las Mesas Regionales para el Desarrollo Productivo Federal, de manera de hacer foco en la reactivación de la actividad económica en todo el país bajo cinco ejes de acción.

Canasta Básica.
El costo de los productos que integran la Canasta Básica Alimentaria (CBA) subió 0,9% en junio, lo que determinó que una familia conformada por dos adultos y dos hijos menores necesitara ingresos por $ 18.029,10 para no caer en la indigencia, informó ayer el Indec.
En tanto, la Canasta Básica Total (CBT) avanzó 1,7%, con lo que el mismo grupo familiar necesitó contar con ingresos por $ 43.810,70 para no caer debajo de la línea de la pobreza.
Esta suba del 1,7 % en la CBT estuvo relacionada con el aumento del 6,6% de Indumentaria y Calzado, un rubro cuyas ventas se vieron casi paralizadas hasta mayo inclusive, debido a las restricciones al comercio que impuso la cuarenta para evitar la propagación del Covid-19.
Este rubro también -por una cuestión de estacionalidad- suele subir con fuerza en el mes de junio debido a los lanzamientos de nuevos productos por el inicio de la temporada invernal.
El Indec dio cuenta la semana pasada que la inflación minorista durante junio ascendió al 2,2%, y con el rubro Alimentos y Bebidas mostrando una suba menor a la general, con un avance de 1%.
De esta forma, la CBA, que mide la evolución de los precios de productos alimenticios necesarios para la subsistencia, y que marca el umbral por debajo del cual se cae en la línea de indigencia, acumuló un incremento del 15,7 % en el primer semestre del año.
En tanto la Canasta Básica Total, que mide los ingresos necesarios para pagar alimentos y bebidas, indumentaria y servicios de una familia tipo, subió 12,4% entre enero y junio.
La diferencia entre una canasta y otra radica esencialmente en que las tarifas de los servicios públicos, el transporte se encuentran congelados.
En los últimos 12 meses, el costo de la CBA aumentó 45,3 % y el de la CBT el 40,7%, informó el organismo.
La última medición del Indec, dada a conocer en marzo sobre datos del segundo semestre del 2019, registró que el 35,5% de los habitantes estaban por debajo de la línea de la pobreza, lo que representó un aumento de tres puntos y medio frente al 32% registrado de finales del 2018.
(Télam)