La actividad económica cayó 7,5% en noviembre

LA PEOR DESDE 2009

La actividad económica retrocedió 7,5% en noviembre último, la contracción más alta desde junio de 2009, y la más alta desde la asunción del presidente Mauricio Macri, informó ayer el Indec.
El Estimador Mensual de Actividad (EMAE) registra que en noviembre último respecto de octubre, cayó 2,3%, la baja más pronunciada desde abril último.
En los once primeros meses del último año la producción de bienes y servicios muestra una caída del 2,2% acumulada, que ya supera la estimación que realizó el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, que proyectó que la economía argentina cayó “en torno al 2%” en 2018.
La actual condición de los indicadores económicos adelanta una caída en diciembre, con lo que la contracción del 2018 seguramente superará el pronostico ministerial.
La fuerte caída del 7,5% en noviembre último es la más alta desde junio del 2009, cuando la medición interanual del EMAE arrojó una variación negativa del 8%.
La contracción de noviembre del 2018 se diferencia de la anterior, en que fue producto de una profunda crisis internacional provocada por la caída del Lehman Brothers, el cuarto mayor banco de inversión de Estados Unidos, que en el país causó una prolongada recesión entre noviembre del 2008 y octubre del 2009.
Impactó fuerte en la caída de noviembre último el derrumbe del consumo interno, ya que la actividad del comercio minorista y mayorista cayó en ese mes 17%. También golpearon la fuerte baja de la industria del 12,6% y de la construcción, que cayó en noviembre 11,4%.
Hubo también menor actividad en el sector financiero y de bancos, con una disminución del 7,1%, la de la pesca que se contrajo 5,6%, la de hoteles y restaurantes 5,2% y la del sector de transporte y comunicaciones con un indicador negativo del 4,9%.
Las menores bajas se registraron en la explotación de minas y canteras con un 2,7% y servicios sociales comunitarios y en las actividades inmobiliarias con un 0,7%.
Solamente mostraron signos levemente positivos la agricultura, ganadería y caza con un 1,9%, la educación que subió un 1,0% y la producción de agua, luz y gas con una variación neutra del 0,01%.

Diciembre.
En tanto, en diciembre la actividad económica cayó 6,4%, un nivel menor al que el Indec registró para noviembre, del 7,5%, según un informe distribuido por la consultora Orlando Ferreres.
De acuerdo con el IGA-OJF, el nivel general de actividad terminó así el año con una variación negativa acumulada de 2,1%. Asimismo, la medición desestacionalizada observó una baja mensual en la actividad de 0,1%.
En el último mes del año, la dinámica estuvo signada por la baja del 9,6% registrada en la Industria Manufacturera (sumamente afectada por las paradas de planta de la industria automotriz) y por el desempeño del segmento del Comercio.
En este sector, la caída alcanzó el 5,3% en el canal minorista, mientras que en mayorista la contracción fue del 12,7%. Sobre ello, hay que sumar las bajas reportadas en la Construcción y en el rubro de Electricidad, Gas y Agua, el cual estuvo condicionado por la merma de la generación térmica.
Es importante aclarar que los resultados de diciembre se vieron matizados por el desempeño de las actividades primarias, destacándose el sector agrícola, apoyado especialmente en la campaña de trigo.

Confianza de consumidores cayó casi 27%
La confianza de los consumidores en la economía cayó 26,7% interanual este mes, y un 8% si se la compara con diciembre último, de acuerdo con un estudio privado difundido ayer.
El Indice de Confianza del Consumidor que elabora el Centro de Investigación en Finanzas de la Universidad Torcuato Di Tella tiene a su vez diversos “subíndices”, como “Situación Personal” que bajó 10,5% en enero con relación a diciembre.
El subíndice “Situación Macroeconómica” cayó 10,7% en el mismo período, pero “Bienes Durables e Inmuebles” aumentó un 9,2%.
En la distribución territorial, la confianza del consumidor cayó 17,5% en Capital Federal, mientras que la caída fue de 9,4% en el Gran Buenos Aires y de 0,7% en el Interior del país, siempre con respecto al mes anterior.
En tanto, la confianza retrocedió 8,4% para el sector de los encuestados con mayores ingresos y 8% para los de menores ingresos.
El índice se obtiene de los resultados de una encuesta mensual, sobre la situación económica personal y de la economía del país.
Por otro lado, el Índice General de Expectativas Económicas (IGEE) elaborado por la consultora Kantar TNS cerraron un 2018 negativo, pero con una recuperación en diciembre. (NA)