La ANMAT dictó normas de calidad para los anteojos de sol

La ANMAT impuso normas de calidad mínima para los anteojos de sol. Ahora los fabricantes nacionales e importadores deberán inscribirse desde este sábado en dicho ente y además, deberán registrar todos sus productos para controlar que lleguen a los niveles de calidad, según establece la disposición 562 publicada en el Boletín oficial.

En este sentido, desde ahora los anteojos de sol que no cuenten con la calidad mínima y la debida inscripción en la ANMAT deberán ser retirados de la comercialización.

El costo de la inscripción para los fabricantes nacionales deberán es de $3.250, mientras que los importadores deberán abonar $4.450. La ANMAT tomó la decisión tras reuniones con expertos en oftalmología, quienes plantearon “el riesgo para la salud que implica el uso de anteojos para sol sin controles sanitarios”. De esta manera, toda aquella empresa que desee comercializar anteojos para el sol deberá estar inscripta en un registro público, que antes no se exigía.