Inicio El Pais La autopsia confirmó que murió por ahogamiento

La autopsia confirmó que murió por ahogamiento

SAN MIGUEL DE TUCUMAN
El niño de tres años hallado muerto el viernes en un río de la localidad tucumana de Banda del Río Salí tras su desaparición el pasado domingo, falleció por ahogamiento y su cuerpo no presentaba lesiones según indicó la autopsia, informaron ayer fuentes judiciales. El fiscal Ignacio López Bustos, a cargo de la investigación, indicó que el resultado preliminar de la autopsia determinó que el pequeño Brian Ezequiel Galván murió ahogado. Además, de los estudios y radiografías realizadas al cuerpo «no surge que tenga signos de violencia», confirmó el funcionario judicial.
El cuerpo del niño fue encontrado el viernes al mediodía por la División de Bomberos y Policía Lacustre «sobre un banco de arena que se formó ante la disminución del caudal de agua del Río Salí», en la zona de Los Bulacios, a unos 31 kilómetros del lugar donde había sido visto por última vez. Al conocerse la noticia del hallazgo, familiares de Brian llegaron al lugar para identificar el cuerpo y lo reconocieron por la ropa que lleva puesta.

Se cayó.
El jefe de la Policía Lacustre Mario Herrera precisó que «el cuerpo presentaba la rigidez característica de haber permanecido por 6 días en el agua» y explicó que las embarcaciones de búsqueda habían pasado antes por el lugar del hallazgo cuando el río estaba alto, lo que impidió una visibilidad clara. Las características del hallazgo y del cuerpo permiten reforzar la hipótesis de que el niño cayó al río y fue arrastrado por la corriente. (Télam)