La canciller alemana, Angela Merkel, sostuvo que Alemania es un socio difícil

Mientras el presidente argentino, Mauricio Macri, abrió la conferencia conjunta con una alusión al Mundial de Rusia, a cuya final, según el mandatario, llegarán Alemania y Argentina pero el vencedor será Argentina, la canciller alemana Angela Merkel abogó ayer por un “orden mundial justo, construido con reglas claras”, informó ayer el diario Página 12.
La canciller, que realiza su primera visita al país, subrayó también que “los acuerdos siempre aportan más empleo y más prosperidad”.
Tras el almuerzo que compartieron en Casa Rosada, la canciller elogió “los esfuerzos de la Argentina por encarar reformas económicas y por integrarse a la OCDE”. “Todos los acuerdos de libre comercio son difíciles”, agregó la canciller, quien afirmó, sin embargo, que “hay muchas posibilidad de concluir un acuerdo entre el Mercosur y la Unión Europea”.

Socio difícil.
En el mismo ámbito, Merkel admitió que su país es un socio difícil al anticipar duras negociaciones del capítulo agrícola del tratado de libre comercio entre la Unión Europea y el Mercosur.
Merkel sostuvo también que “Alemania, como otros países, busca aliados estratégicos” al enmarcar de ese modo su gira por América latina.
“Sabemos que Alemania no es siempre un socio fácil”, dijo Merkel consultada sobre el avance de las negociaciones sobre el acuerdo de libre comercio Mercosur-UE, que los dos bloques buscan desde hace 20 años.

Reunión del G-20
En relación con la próxima reunión del G-20, que se realizará el año próximo en Buenos Aires, Merkel dijo que, tras la salida de Estados Unidos de la Conferencia de París, Alemania, como presidenta pro tempore del organismo, está concentrada en la negociación de los comunicados que firmarán los miembros del grupo, haciendo hincapié en los puntos comunes, no en las divergencias.

Macri.
Macri, por su parte, como si estuviera en campaña, afirmó que “la Argentina ya probó el aislamiento, que profundizó la pobreza”, e insistió en la necesidad de una “integración inteligente al mundo, en el marco de un comercio multilateral justo, que desarrolle las capacidades de cada comunidad”.
La canciller de Alemania, por último, se manifestó a favor de “darle un cariz humano a la globalización” y afirmó que “con la Argentina, la cooperación es muy fluida”. “Ningún país solo en el mundo es capaz de resolver los problemas” y “todos tenemos que cooperar”, dijo Merkel. “Los dos abogamos por un mundo libre y abierto”, añadió la canciller, que va por su tercer mandato consecutivo.

Desaparecidos.
En medio de su visita oficial a la Argentina, la canciller alemana visitó ayer el Parque de la Memoria junto a referentes de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora e hizo entrega de una ofrenda floral.
Luego de su encuentro con el presidente en la Casa Rosada y de la posterior conferencia de prensa conjunta en el Salón Blanco, la líder europea se trasladó hasta el emblemático espacio para homenajear a las víctimas de la última dictadura militar.
Merkel estuvo acompañada por el vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, el fotógrafo Marcelo Brodsky y Vera Jarach, de Madres de Plaza de Mayo.