La CGT evalúa hoy si va al paro

MALESTAR PORQUE EL BONO NO INCLUIRIA A LOS ESTATALES

La CGT reunirá este jueves a su Consejo Directivo para analizar los pasos a seguir en medio de la negociación con el Gobierno y empresarios por el bono de fin de año de 5 mil pesos. Será luego de que surgiera un malestar entre los gremialistas ante la posibilidad de que el beneficio no incluya al sector público, y de que varias empresas advirtieran desde ya que no podrían afrontarlo.
La jornada del miércoles, menos de 24 horas después de la reunión tripartita en Sanidad en la que las partes implicadas anunciaron que estaban cerca de un acuerdo por el bono, estuvo signado por la idas y vueltas sobre la posibilidad de que la medida se concrete o bien termine naufragando.
Sucede que lo primero que generó preocupación en la CGT fue que el ministro de Producción y Trabajo de la Nación, Dante Sica, saliera a aclarar que el bono será obligatorio -de momento- para el sector privado, pero no para el público, mientras que Unión Industrial Argentina (UIA) y la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME) señalaran que varias empresas no están en condiciones de afrontar el pago del beneficio.
A su vez, surgieron versiones de que el decreto para instrumentar el pago del bono, que aún no había sido difundido ya que seguía siendo objeto de reescrituras en medio de negociaciones informales con la CGT y los empresarios, podría señalar que el beneficio de 5.000 pesos sería tomado a cuenta de futuros aumentos de cara a la reapertura de paritarias.
Esta posibilidad es rechazada de plano por la central obrera, y en caso de figurar en la redacción final del decreto, podría echar todo para atrás y que la conducción de la CGT finalmente retome la convocatoria al quinto paro general en la era Mauricio Macri, el cual fue desactivado.

Reunión y crítica.
Este jueves, la central reunirá desde las 14 en su sede de la calle Azopardo a su Consejo Directivo, donde la conducción analizará la situación. La idea de la entidad que comandan Héctor Daer y Carlos Acuña era tener en mano el decreto para esta reunión, pero aún era una incógnita si la Casa Rosada difundirá la normativa.
Por su parte, el secretario adjunto de Camioneros, Pablo Moyano, quien lidera el sector “combativo” de la CGT que se apartó de la actual conducción, criticó la negociación del bono que sus colegas vienen haciendo con el Gobierno y los empresarios.
“El acuerdo se hace para dilatar una medida (de fuerza) que tiene que ser ya, y lamentablemente, los dirigentes siguen creyendo en este modelo y le siguen dando al Gobierno esta chance de tapar lo que viven millones de argentinos”, se quejó Moyano. “Es una maniobra más del Gobierno para dilatar un paro que tiene que ser ya. La CGT volvió a fallarle a los trabajadores”, disparó en declaraciones a radio Cooperativa.

Explicaciones.
El ministro Sica, por su parte, detalló que el bono sería “compensatorio y no remunerativo, en dos cuotas, en principio para el sector privado. Al explicar por qué quedaría exceptuado el sector estatal, Sica sostuvo que “hasta que el sistema público no cierre sus paritarias, solo compete al sector privado. Estamos terminando de redactar el texto”.En ese sentido, explicó: “Pusimos el límite de 5 mil pesos como no remunerativo. Para las empresas que puedan pagar más, eso ya sería remunerativo”. Precisó que la “idea de esta mesa de diálogo es que todos ponemos algo, nosotros estamos resignando recaudación con el pago no remunerativo”.

Empresarios.
Daniel Funes de Rioja, titular de la cámara de alimenticias COPAL y uno de los vicepresidentes de la UIA, advirtió que más del 60% de las empresas no podrán hacer frente al pago de un bono de fin de año, por lo cual estimó necesario buscar la manera de financiarlo. Para el empresario, el bono sería para “el caso de los convenios que han quedado desactualizados, porque firmaron el 15% ó 20 ” y que, de poder pagarse en tres o más cuotras, “se podría acordar en un marco de negociaciones entre trabajadores y empresarios”.
En tanto, los comercios enrolados en la CAME dijeron que “no todos los sectores pueden afrontar un bono”. La entidad dijo que los “más interesados en instrumentar herramientas que fomenten al consumo somos nosotros, pero en la reunión nuestra postura fue que no todos los sectores pueden afrontarlo. Para los pequeños y medianos comercios es inalcanzable”. Desde CAME plantean “seguir dialogando con el gremio para analizar si se aumentan los planes de pago en más cuotas segmentando el tipo de empresa, que sea no remunerativo y como adelanto de futuras paritarias”. (NA)

La CTA Autónoma, al paro.
El titular de la CTA Autónoma, Pablo Micheli, anunció que su central realizará el próximo miércoles un paro nacional y una marcha al Congreso nacional en rechazo al Presupuesto 2019 que durante esa jornada se tratará en el Senado y podría convertirlo en ley. Además solicitó el acompañamiento de la CTA de los Argentinos y los gremios combativos de la CGT.
“Entendemos que este presupuesto es un desastre y va a agravar aún más las cosas”, se quejó el titular de la CTA Autónoma, quien también apuntó contra el bono que negocian la CGT y el Gobierno.
Por su parte, el secretario general de la CTA de los Argentinos, Hugo Yasky, consideró que la posibilidad de un bono de fin de año es “un anuncio ficticio, engañoso”, ante lo cual subrayó que junto al Frente Sindical liderado por Hugo Moyano van a “darle continuidad a las medidas de fuerza”.
Consultado respecto al paro general que se había anunciado (junto al Frente Sindical), aunque aún sin haberle puesto una fecha concreta, Yasky remarcó que van “a darle continuidad a las medidas de fuerza” ya que “ese es el único camino” contra el ajuste. “Vamos a reservar las fuerzas para movilizarnos cuando el G20 esté acá y decidamos hacer el paro de 36 horas con movilización y durante el mes de diciembre”, subrayó el dirigente.