La demanda energética creció 8,5%

EL INTENSO FRIO GENERO UN RECORD DE CONSUMO EN MAYO

El pasado mes fue el mayo más frío de los últimos 60 años en la Argentina y alentó una demanda récord de electricidad, que creció 8,5 por ciento interanual, informó ayer la Fundación para el Desarrollo Eléctrico (Fundelec).
La temperatura media de mayo fue de 12,6 °C, considerablemente inferior a la del mismo mes del año anterior (de 16,8 °C), y a la histórica para ese mes (ubicada en 14,6 °C), según los datos del Servicio Meteorológico Nacional.
Fundelec precisó que la demanda neta total del MEM (Mercado Eléctrico Mayorista) fue el mes pasado de 11.352,8 GWH (gigavatios hora), cuando en mayo de 2015 había sido de 10.468 Gwh, es decir, una suba interanual de 8,5%.
El consumo de electricidad de mayo se situó entre los diez meses más altos de la historia nacional, precisó el informe de Fundelec.
De este modo, en los primeros cinco meses del año la demanda de energía eléctrica acumuló una suba interanual del 3,3%.
La creciente demanda de electricidad se registra a pesar de la suba de tarifas y de las menores necesidades de distintos sectores económicos, en particular la industria, ante la recesión que atraviesan varias de sus principales ramas.
En ese marco, los analistas de Fundelec vinculan la creciente demanda al comportamiento domiciliario y relacionan el aumento del consumo de electricidad al “exponencial incremento en las ventas de equipos de aire acondicionado”.
A diferencia de períodos anteriores de otoño-invierno, esos aparatos cumplen cada vez más la función de calefacción de las viviendas, antes atendida en forma principal por estufas de gas.
Como punto de referencia, la demanda eléctrica de mayo (11.352 GWh) se ubicó apenas por debajo de la registrada en febrero, mes de elevado uso de los acondicionadores (11.750 GWh), de acuerdo con el análisis de Fundelec.
Las temperaturas inferiores al promedio histórico de mayo, agrega la fundación, impulsaron importantes subas de la demanda de electricidad en la Ciudad de Buenos Aires y en el Conurbano, pero también en muchas regiones del país.
Las distribuidoras que atienden a la Capital Federal y el Gran Buenos Aires totalizaron un ascenso conjunto de 14,1%: Edenor tuvo una alza de 14,8%, mientras que en Edesur los requerimientos al MEM ascendieron 13,2%, según datos elaborados por Cammesa (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico).
Mayo presentó asimismo un fuerte crecimiento intermensual, de 10,4%, debido a que en abril se registró una demanda 10.284 GWh, “el registro más bajo de los últimos cinco meses”.

Bajas temperaturas.
Durante el cuarto mes del año también se registraron temperaturas inferiores al promedio histórico para ese período, lo cual motivó un ascenso interanual de 2,6% en el consumo.
La Fundación -creada en 1992 por un centenar de técnicos de la por entonces privatizada estatal Agua y Energía Eléctrica- resaltó asimismo el salto de 28% en el consumo de electricidad de mayo, frente al del mismo mes del año 2010.
En cuanto al consumo por provincia, el mes pasado se registraron 23 ascensos en los requerimientos eléctricos al MEM, y sobresalió la suba interanual de 13% en las áreas atendidas por Edelap, que abarca a seis partidos bonaerenses: La Plata, Berisso, Ensenada, Brandsen, Magdalena y Punta Indio.
Luego se ubicaron los casos de Salta (11% de aumento en el consumo eléctrico); Entre Ríos (10%); Córdoba (9%); San Luis (9%); Tucumán (9%); y EDEN (9%). (Télam)

Denuncia por Shell
Los diputados del Frente para la Victoria Martín Doñate y Rodolfo Tailhade ampliaron ayer una denuncia contra el ministro de Energía y Minería de la Nación, Juan José Aranguren, por usar información privilegiada para favorecer a la petrolera Shell, de la que es accionista.
La ampliación fue presentada ante el juez federal Luis Rodríguez, a cargo de la causa, y, allí, los legisladores kirchneristas advirtieron que el funcionario “no sólo tiene la información antes que cualquier otro accionista, sino que es quien decide lo que sucede en ese mercado, definiendo políticas estatales que benefician o perjudican a la empresa anglo-holandesa de la cual es accionista”.
En el marco de este expediente, el ministro Aranguren fue denunciado por supuestas “negociaciones incompatibles” con la función pública en referencia a operaciones de compra de gas.
Los diputados sostuvieron que se habría dejado de importar gas desde Bolivia para optar por Chile a un precio superior, con miras a beneficiar a Shell.

Compartir