Inicio El Pais "La dolarización se terminó"

«La dolarización se terminó»

LA ACTUALIZACION DE LAS TARIFAS SE DEBATIRA EN MARZO

El presidente Alberto Fernández adelantó el miércoles que recién «a partir de marzo, se comenzará a discutir» la actualización de las tarifas de servicios, pero aseguró que la forma de salir del congelamiento no contempla la dolarización que provocó un fuerte desequilibrio durante la última gestión de gobierno.
«A partir de marzo empezaremos a discutir cómo se corrigen» las tarifas, afirmó el mandatario, y pese a que la discusión no se abrirá hasta el próximo año, aseveró que «hay algo que todos tienen que tener en claro, la dolarización de los servicios públicos se terminó en la Argentina», aseguró en diálogo con el canal C5N.
De esta manera, el Presidente ratificó la decisión de revisar el esquema de dolarización de los costos de la generación de energía que había establecido el ex ministro de Energía, Juan José Aranguren, y que provocó el desequilibrio de los cuadros tarifarios por los fuertes procesos devaluatorios de la moneda.
Según el primer mandatario, será necesario buscar «los mejores mecanismos de corrección de las tarifas que hagan que las tarifas sean pagables para los argentinos», en referencia a un diseño de actualización en función de los ingresos de los distintos sectores sociales, y con una política de focalización de subsidios.
En ese sentido, agregó que «la pandemia ha dejado algo muy ventajoso, conocer la situación en la que está cada argentino», lo que se podrá concretar a través de las herramientas desarrolladas por la Estado nacional este año para llegar de mejor manera a los sectores más vulnerables.
«Hoy sabemos por el Anses y la AFIP la situación personal de cada uno de nosotros, cuáles son nuestros ingresos y en qué condiciones estamos», completó.
La ley de emergencia denominada de Solidaridad Social y Reactivación Productiva sancionada en diciembre facultó al Poder Ejecutivo a mantener las tarifas de electricidad y gas natural que estén bajo jurisdicción federal y a iniciar un proceso de renegociación de la revisión tarifaria integral vigente o iniciar una revisión de carácter extraordinario.
En el contexto económico de inicio de la actual gestión y la posterior afectación de la pandemia sobre la actividad, el Gobierno confirmó el congelamiento de los servicios, por lo cual no entraron en vigencia los cuadros tarifarios previstos en la última revisión de los servicios de gas y electricidad de Cambiemos.
Por otra parte, el presidente señaló que la situación fiscal que atraviesa el país es «muy compleja», pero aclaró que «la corrección» del déficit no pasará por los que «peor están».
«No ajustamos sobre los jubilados como algunos dicen», dijo el Presidente al remarcar el aumento planificado para diciembre y subrayó la idea rectora de que los jubilados «no pierdan en términos reales» con la inflación y que sus ingresos «se recompongan».

Vacunación
El Presidente además anunció que convocó para el próximo lunes al Comité de Vacunación que integran los ministerios de Salud, Defensa y Seguridad, para «poner en marcha la logística de vacunación» contra el coronavirus, y ratificó que el Gobierno espera «empezar cuanto antes, entre fines de diciembre y los primeros días de enero» con la aplicación de la vacuna.
El mandatario dijo que el Gobierno está «trabajando en eso denodadamente» y cuestionó que «hubo una interpretación malintencionada o embarrada» sobre lo que dijo ayer en una entrevista periodística en relación a cuándo podía llegar la vacuna.
«Hubo una información malintencionada de un portal sobre lo que dije de las vacunas. Me hicieron un reportaje en Chile y la pregunta fue cuándo iban a poder contar en Chile con la vacuna que fabricamos en la Argentina con México, que es la vacuna de Oxford y AstraZéneca. Yo dije que la vacuna iba a estar en marzo y que a partir de marzo se iba a poder distribuir en Latinoamérica», explicó el jefe de Estado.
«La respuesta estuvo directamente guiada a cuándo íbamos a poder enviar esa vacuna a Chile, y eso no ocurrirá hasta marzo», aclaró el mandatario. (Télam)

Acuerdo con el FMI
El Presidente manifestó ayer que no tiene «ninguna urgencia» en cerrar un nuevo acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y que su principal objetivo es que «la Argentina se levante».
En declaraciones efectuadas ayer al canal A24, el jefe del Estado dijo que confía en alcanzar puntos de acuerdo con el organismo multilateral, con un plan económico realizado por la Argentina.
«Confío encontrar puntos de acuerdo con el FMI; negociaremos con el Fondo pero no tengo ninguna urgencia en cerrar, la urgencia nuestra es que la Argentina se levante», sostuvo Fernández, en momentos en que la misión del FMI se encuentra en el país para avanzar con las negociaciones de un nuevo programa financiero.
El jefe de Estado reveló que en las conversaciones mantenidas con las autoridades del organismo monetario, el primer punto que planteó fue que «el plan económico va a ser de Argentina, no del Fondo; si uno ve el Presupuesto 2021 se da cuenta con que lógica se está pensando el plan económico».
Por otro lado, recalcó que no habrá un programa de ajuste en el gasto para alcanzar el equilibrio fiscal y luego un superávit económico.
«El único ajuste es de los intereses que cobrarán los acreedores que deberán esperar hasta 2024. No es un capricho, es la lógica para poder crecer», recalcó el mandatario.
También descartó nuevamente la posibilidad de una devaluación: Los que piensan que vamos a una devaluación se equivocan porque devaluar significa empobrecer a la gente», dijo.